El Gobierno nacional iniciará formalmente esta semana en Washington una negociación con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) para estirar el plazo de repago de la deuda de US$44.000 millones que contrajo la gestión de Mauricio Macri en un año. El presidente Alberto Fernández insistió ayer en que el FMI fue uno de los responsables de los tropiezos que sufrió la economía local en los últimos años y afirmó que "el Fondo ve que por primera vez alguien le dice la verdad".

Sostuvo: "El Fondo lo que ve es que por primera vez alguien le dice la verdad y después de haber sido un gran responsable, en el mejor de los casos, por haber creído, ve que hacemos frentes a los problemas de la economía: la pobreza, la desnutrición, el trabajo, poner en marcha de nuevo el aparato productivo".

Está previsto que el representante del Cono Sur frente al FMI, Sergio Chodos, se reúna entre miércoles y jueves en la capital estadounidense con la directora gerente Kristalina Georgieva primero y el jefe de la misión, el venezolano Luis Cubeddu después.

Chodos se había reunido la semana pasada con el presidente Alberto Fernández en un encuentro del que participaron el canciller, Felipe Solá, y el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Béliz.

Chodos llevará a Georgieva el mensaje del Gobierno argentino y no se descarta que en las próximas semanas para rumbo a ese país una comitiva encabezada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien viene elaborando la propuesta hace casi dos meses.

Chodos formó parte del equipo de Roberto Lavagna y Guillermo Nielsen cuando estos eran ministros y viceministro de Economía y encabezaron la primera discusión fuerte con el FMI, en septiembre de 2003.