El representante argentino en el directorio del FMI, Sergio Chodos, confirmó que "en las próximas semanas Argentina planea requerir formalmente el inicio de las conversaciones para un nuevo programa que sucedería al descarrilado y cancelado programa de 2018" y adelantó que esta será "una negociación diferente a la que el país tuvo con los bonistas".

Lo hizo en dos entrevistas con la agencia Reuters y con Radio Rivadavia. Chodos dijo que "no hay una fecha límite para que concluyan las próximas conversaciones porque el calendario de vencimientos de lo adeudado al Fondo no comienza hasta el 21 de septiembre de 2021". Sin embargo aclaró que se apunta a cerrar durante el primer trimestre, ya que en mayo existe un vencimiento superior a los USD2.000 millones con el Club de París, que deberá ser reestructurado.

Argentina le debe al FMI USD49.000 millones entre capital e intereses como resultado del stand by firmado por el expresidente Mauricio Macri. Los vencimientos se concentran entre 2021 y 2023, lo que hace que el crédito sea imposible de afrontar por el país. Tras el acuerdo con los bonistas, la pulseada con el organismo estará en el centro de la escena ya que implicará discutir el plan económico.