El ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, afirmó que la provincia está "en alerta" por la caída de la demanda de combustibles a nivel local y muncial, y la profunda baja del precio del crudo, que lo llevó ayer a cotizar a niveles inéditos, pero aclaró que aún no han parado la producción petrolera en la cuenca de la región.

"Al no haber consumo de combustible debemos monitorear la producción, porque como mencionaba el Gobernador, si hay que cerrarla van a caer los ingresos por regalías. Estamos en alerta, pero hay que recalcar que no la hemos parado", indicó el funcionario tras la reunión diaria del Comité de Crisis Provincial.

Cerdá señaló que están haciendo esfuerzos para no tener que interrumpir la producción, "buscando alternativas para que se pueda exportar más". "Tenemos la esperanza de que se puedan ir habilitando las actividades que permitan llevar un poco de consumo y ver cómo atravesamos esta situación en estos días", indicó.