El intercambio comercial con Brasil alcanzó en julio los USD1.996 millones, un 58% más alto en relación al mismo mes del año pasado y 12% superior al de igual lapso de 2019. El incremento del 62,7% que mostraron las exportaciones, más grande que el 54,4% interanual en que subieron las importaciones, no alcanzó para frenar el alza del déficit, que fue de USD167 millones, 21% mayor que en 2020.

 

Es que las ventas al país vecino sumaron USD915 millones, mientras que las compras llegaron a USD 1.081 millones. Así, acumularon desde enero un avance del 43,7% promedio y 52,8%, respectivamente, de acuerdo a un informe de la consultora Abeceb en base a datos del Ministerio de Economía difundidos este lunes por el gigante sudamericano.

 

En ese sentido, un reporte de Ecolatina advirtió que mientras que los envíos todavía están un 1% por debajo del mismo mes de 2019, la economía argentina ya demanda un 25% más de productos brasileños en relación a la prepandemia.

 

“La suba de las exportaciones de Argentina hacia Brasil correspondió a Vehículos de motor para transporte de mercancías, Trigo y centeno sin moler y Vehículos de turismo, mientras que el incremento en las importaciones argentinas se explicó principalmente por Piezas y Accesorios de vehículos automotores, Vehículos de turismo, y Mineral de hierro y sus concentrados”, evaluó la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

Tanto esta entidad como las consultoras remarcaron las proyecciones de crecimiento del Ministerio de Economía local, que pasaron de un 3,5% al 5,3%. “Este desempeño estará apuntalado por las medidas puestas en marcha para preservar el empleo, la continuidad en el proceso de vacunación de la población, el alza en el precio de las materias primas y los efectos de la laxa política monetaria”, señaló la CAC.

“Vemos un fuerte crecimiento en las exportaciones del sector automotriz y de las manufacturas de origen industrial sin autos, impulsadas por la recuperación de la producción industrial de Brasil (de acuerdo con el consenso de mercado, este segmento crecería 6,4%, por encima del promedio de la economía”, explicó Abeceb.

 

Los analistas privados consideran que si bien crecerá el déficit con el principal socio comercial de Argentina, la magnitud del mismo no alcanzará para poner en aprietos a la balanza de bienes, ya que se compensará con mayores flujos con el resto de los países.

 

“Hacia adelante, esperamos que el saldo bilateral siga siendo deficitario, aunque las exportaciones a Brasil crecerían más de 25%. Sin embargo, este rojo será más que compensado con saldos positivos con otros destinos. El superávit será producto conjuntamente de un aumento de los precios de venta y una recuperación de las cantidades exportadas, dejando al intercambio de bienes como un aportador neto de divisas”, reseñaron desde Ecolatina.

noticias relacionadas