Mientras el Gobierno intenta sumar a los supermercados chinos, cadenas del interior del país y "comercios de proximidad" al programa Precios Cuidados, almacenes y autoservicios de la provincia de Buenos Aires preparan una propuesta de canasta básica para la administración bonaerense.

Se trata de una iniciativa de la Federación de Entidades de Autoservicistas, Almaceneros, Supermercadistas y Polirrubros de Buenos Aires (FABA), que preside hace dos años Fernando Savore. "El objetivo es que comprenda 15 productos y que sean rotativos", aseguraron desde la entidad a este medio. La entidad ya mantuvo un encuentro reciente con el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, y buscan avanzadas municipales: por ejemplo, ya adelantaron gestiones con el intendente de Morón, Lucas Ghi, donde buscan empezar a implementar la canasta.

Según las fuentes, la canasta que será ofrecida contendrá harina, fideos, aceites, azúcar, yerba, enlatados, galletitas de agua, panes lactales locales, puré de tomate y conservas, en una primera etapa. A su vez, la idea es darle rotación a esos alimentos y que los almacenes bonaerenses puedan tener libertad de compra, en el caso de que consigan esos productos a menor costo para obtener una rentabilidad aún más grande.

Otra pata central serán las "segundas marcas". "En nuestros comercios siempre hubo marcas alternativas, le hemos dado la posibilidad a los pequeños productores y a Pymes locales de tener un espacio", precisaron las fuentes de FABA, que tiene a su vez planes municipales.