El Banco Nación ya tiene operativa la nueva línea de crédito para pymes, a una tasa bonificada del 27,9%, que lanzó en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Productivo por un monto total de $10.000 millones.

Esta línea, que busca apuntalar el capital de trabajo y podrá destinarse a la adquisición de materias primas, pago de salarios u otros gastos, financiará el 100% del proyecto presentado, con un monto máximo de $5 millones por empresa, y un plazo de pago de 12 meses, informó el BNA.

"Nos propusimos recuperar su solidez y reorientar nuestra capacidad al financiamiento de las pequeñas y medianas empresas, que representan el 97% del universo productivo y generan el 65% de los puestos de trabajo y alrededor del 50% del PBI de la Argentina", destacó el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker.

Hecker afirmó también que la intención es "volver a tener un Banco Nación que se relacione con el sector real de la economía, pero particularmente con la pequeña y mediana empresa, porque son generadoras de puestos de trabajo".

Desde el anuncio, hace diez días, el Nación recibió 4.976 consultas, de las cuales 975 se transformaron en solicitudes por casi $ 4.000 millones.

La tasa de interés de estos préstamos será del 27,9%, a partir de la bonificación por parte del Estado Nacional, que acompaña así la progresiva baja de tasas de referencia que está implementando el Banco Central, que hoy llega al 48%.

Desde el inicio de la actual gestión esta tasa se redujo en más de 15 puntos porcentuales, con el objetivo de empezar a dar alivio financiero a las pymes. Esta tasa regirá para clientes integrales de la entidad bancaria.

En el caso de las empresas que no sean clientes de carácter integral, también habrá una tasa bonificada, al 29,5%.

Las pymes fueron uno de los sectores más afectados por la imposibilidad de acceso al crédito y la recesión económica en los últimos años. Según datos que reveló la AFIP en enero pasado, durante la gestión presidencial de Mauricio Macri cerraron casi 25.000 pymes en todo el país.

Las pequeñas y medianas empresas ya cuentan con el Plan Moratoria 2020, que contempla una quita promedio del 42% sobre el total de las deudas, con hasta 120 cuotas y una tasa del 3% mensual fija por un año, informó la entidad.

La línea de crédito tiene como objetivo apuntalar el capital de trabajo y puede ser destinada a la "adquisición de materias primas, pago de salarios u otros gastos, financiará el 100% del proyecto presentado", informó el banco público.