El Ministerio de Trabajo volverá a extender la vigencia de la doble indemnización por 180 días más, y convalidará así el pedido solicitado por la Central General de Trabajadores (CGT) y la Unión Industrial Argentina (UIA),en el marco de las medidas anunciadas para mitigar el impacto recesivo por la pandemia de coronavirus. 

La cartera laboral bajo la conducción de Claudio Moroni prorrogará hasta fin de año el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 24/2019 puesto en marcha el 13 de diciembre pasado, y que vencía este miércoles 10 de junio. 

"El pasado mes de abril, con el objeto de preservar los puestos de trabajo existentes y garantizar a la sustentabilidad de las empresas en serios problemas económicos como consecuencia de la pandemia, las partes promovimos el dictado de normas instrumentales en relación a la posibilidad de acordar la forma de garantizar el mantenimiento de ingresos laborales y puestos de trabajo a aquellos trabajadores que no pudieran prestar tareas", detalla el pedido de la CGT y la UIA elevado a las oficinas de Leandro N. Alem 650.

De esta forma, la próxima extensión se complementará con la resolución 475 oficializada este lunes en el Boletín Oficial, que agregó 60 días más al acuerdo entre las cámaras representativas.

En tanto, la Casa Rosada vuelve a dar el visto bueno a las negociaciones entre la conducción de la central obrera y la mesa empresarial, quienes a medidados de mayo ya habían anticipado el pedido por una nueva prórroga a las efecto de los "buenos resultados obtenidos" en materia de preservación de fuentes de empleo, y cuya oficialización demanda un trámite "muy sencillo".

Para la CGT esta nueva prórroga, sumada a la vigencia en la prohibición de los despidos, “resuelve el problema de las desvinculaciones indirectas” o  “retiros voluntarios”, a los que tildaron de "encubiertos", que se dan cuando el trabajador no pide la nulidad del despido y acepta ser indemnizado.

En el mismo sentido, el miembro del directorio de la UIA, José Urtubey, aseguró que el acuerdo alcanzado "implica un esfuerzo compartido entre el sector de los trabajdores, el sector empleador, y el Estado"