Se confirmó la proyección: la industria, que sigue operando en niveles bastante superiores a los del último año de Cambiemos en el gobierno, sufrió una nueva caída en abril, producto de los contagios de Covid-19 en fábricas. A ese fenómeno se le sumó el de la falta de insumos, como la conocida falta de oxígeno para priorizar el abastecimiento al sector salud. La pandemia, incluso sin restricciones para la producción industrial, tuvo consecuencias duras para el sector, también en la segunda ola. Con todo, la caída fue muy menor a la de la primera ola: se dio una baja de 2,9% respecto a marzo.

Los datos pertenecen al Indicador Adelantado de Producción Industrial (IPI-Cammesa), que realiza el Centro de Estudios de la Producción (CEP XXI), en base a los datos de consumo de electricidad por parte de las fábricas que publica diariamente Cammesa. En abril, la contracción respecto a marzo, libre de factores de estacionalidad, fue de 2,9%. Sin embargo, respecto al mismo mes del 2019, hubo una mejora de 6%. 

Además, contra abril del 2020, hubo un crecimiento 58,6%, que, más crecimiento, es una muestra de la potente recuperación que protagonizó el sector desde el pozo al que cayó tras un marzo-abril del 2020 en el que la industria perdió un tercio de su producción. Si el Indec corrobora la baja de 2,9% observada por el CEP XXI, la producción fabril seguirá 0,8% por encima de los niveles prepandémicos. Es decir, en comparación desestacionalizada con febrero del 2020. Es poca mejora para un año entero, pero las condiciones de la pandemia impusieron restricciones. 

Desde el CEP XXI destacaron acerca de las problemáticas del sector en un abril en el que la segunda ola pegó de lleno, con un récord de contagios que este lunes llegó a 35.000 casos: “Si bien la industria no tuvo restricciones para operar, las bajas reportadas se deben mayormente a la mayor cantidad de contagios entre el personal, que obligó a suspender turnos en ramas como la siderurgia y la automotriz, y la falta de insumos. Por ejemplo, la situación sanitaria generó escasez de oxígeno, material importante en ramas como la siderurgia”. 

Y agregaron: “A ello se le sumaron factores no directamente vinculados con la pandemia, como conflictos en el sector portuario (que provocaron falta de insumos en diversas fábricas) y paradas técnicas por mantenimiento en sectores como el automotriz (Ford) y la siderurgia”. 

Los datos del IPI-Cammesa mostraron que de 16 sectores, trece registraron caídas respecto a marzo, excepto químicos, alimentos y otros sectores industriales. A pesar de la baja de abril, once de 16 sectores industriales consumieron más energía que en el promedio de 2019, en la medición desestacionalizada. 

Con todo, desde el CEP XXI destacaron que la contracción generada por la segunda ola es bastante más moderada que la que causó la primera ola: “Hasta el momento, y de modo similar a lo que ocurrió hace unos meses en diversos países del hemisferio norte, Argentina transita la segunda ola de COVID-19 con un impacto relativamente acotado en la actividad productiva. Si bien los primeros datos disponibles de abril sugieren una impasse en la recuperación, no se vienen observando hasta el momento caídas de la actividad económica de la magnitud registrada en 2020”.

Además destacaron que la movilidad medida por el Google Mobility Report mostró niveles de noviembre y diciembre en las áreas residenciales, lejos de los registros del segundo trimestre del año pasado.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El mercado proyecta que la economía crecerá más que con Cambiemos

El mercado proyecta que la economía crecerá más que con Cambiemos

El empleo registrado ya superó el nivel prepandemia traccionado por monotributistas

El empleo registrado ya superó el nivel prepandemia traccionado por monotributistas

Caen los plazos fijos en pesos y suman presión al dólar

Caen los plazos fijos en pesos y suman presión al dólar

El IVA dio señales positivas sobre el consumo

El IVA dio señales positivas sobre el consumo

Los pagos al FMI y unas reservas que no llegan al otoño

Los pagos al FMI y unas reservas que no llegan al otoño

La actividad alcanzó su quinto mes consecutivo de recuperación

La actividad alcanzó su quinto mes consecutivo de recuperación

El tope a importaciones devolvió el superávit de cuenta corriente

El tope a importaciones devolvió el superávit de cuenta corriente

En lo que va de noviembre, el Tesoro logró financiarse con más deuda que emisión

En lo que va de noviembre, el Tesoro logró financiarse con más deuda que emisión

Ajuste: el gasto en jubilaciones cae 6,4% real en 2021

Ajuste: el gasto en jubilaciones cae 6,4% real en 2021

Los controles afectaron a las importaciones de consumo

Los controles afectaron a las importaciones de consumo