Después de un 2020 con subibajas pronunciados y tras los fuertes saltos interanuales en la actividad que mostraron los indicadores desde diciembre, la construcción se prepara para otro duro golpe, afectada por los nueve días de cuarentena estricta dispuestos por el gobierno nacional. Todas las obras privadas, que componen la mayor parte del sector, quedarán paralizadas, en tanto la obra pública continuará funcionando con normalidad, ya que se trata de uno de los rubros esenciales, de acuerdo al decreto publicado el viernes por el Ejecutivo, casi calcado al del confinamiento inicial de marzo del año pasado, con el agregado del personal afectado a "tareas de seguridad en demoliciones".

Desde el Ministerio que comanda Gabriel Katopodis remarcaron que las tareas siguen a todo vapor y recordaron que entre la Cámara de la Construcción y la Uocra presentaron en abril de 2020 uno de los primeros protocolos contra el Covid-19 exitosos, que permitieron reanudar al poco tiempo los proyectos de infraestructura que no estuvieran ligados a lo sanitario.

De cara a las elecciones, los gastos de capital del sector público crecieron en abril un 68% real. Este empuje que se viene observando desde enero, sumado al de las obras privadas y la baja base de comparación que dejaban los meses de restricciones más estrictas del año pasado permitieron mostrar una mejora de casi 100% en el sector durante marzo, de acuerdo al Indec, cifra que probablemente se repita o incluso se supere cuando se publiquen los datos correspondientes al mes siguiente.

Sin embargo, el agravamiento de la cuestión sanitaria ya empieza a ensombrecer el panorama. "Rebotar es fácil, mantener un poco menos, pero seguir subiendo en este contexto va a ser complejo", reconoció ante la consulta de BAE Negocios una fuente oficial. Sobre todo por el parate del mundo privado, que representa la mayor parte de la actividad del sector y de su empleo.

Marzo, abril y mayo de 2020 habían marcado el peor momento para la construcción, cuando habían retrocedido un 47%, 76% y 48% interanual respectivamente. Sin embargo, ya en el quinto mes del año había marcado una mejora mensual del 113%, luego del 45%, en un crecimiento que se fue extendiendo paulatinamente hasta llegar a los valores actuales, cuando logró operar en el primer trimestre un 21% por encima de los valores previos a la irrupción de la Covid-19.

En ese sentido, uno de los primeros golpes que recibió el sector en medio de la reactivación fue cuando el gobierno porteño decidió cerrar a partir de mayo las obras privadas de más de 2.500 metros cuadrados (25% del total dentro de este territorio), situación que desde el sábado se extendió a la totalidad, y en todas las jurisdicciones, al menos por nueve días.

Más notas de

Ignacio Ostera

Gobierno cede a mineras el triple de lo que pierde por no cobrar IVA a la leche

La actividad no paga derechos de importación y eso redundará en beneficios por más de $9.000 millones

Gobierno mantiene esquema de "piso" en Ganancias y niega regresividad

Gobierno mantiene esquema de "piso" en Ganancias y niega regresividad

Se pagó al FMI y las reservas cayeron casi USD2.000 millones

La entidad presidida por Kristalina Georgieva logró cobrar la primera cuota del préstamo

Los anuncios serán escalonados y arrancan por Ganancias y salarios

Moroni participará del Consejo

Industriales cruzan a Palazzo, que culpó a Kulfas por la inflación

El empleo en el sector financiero se redujo en 5.000 vacantes

El Tesoro renovó los vencimientos del mes y apunta a reducir la emisión

Guzmán apuesta a cambiar el mix de financiamiento el año que viene

En medio de fuerte hermetismo, presentan la ley de hidrocarburos

El secretario de Energía, Darío Martínez, estará en el anuncio con Alberto y Guzmán

Economía post-PASO: el bajo nivel de reservas limita el intento de recuperación

La política fiscal, con margen limitado para la expansión

Vidal ganó cómoda en la Ciudad, pero deberá salir a buscar el voto "liberal"

Macri ya envió un guiño al candidato de Avanza Libertad

A cuatro días de las PASO, el Tesoro logró colocar $100.000 millones

El equipo de Martín Guzmán dejó atrás el mal trago de agosto