En América latina, el consumo de acero laminado en octubre fue un 5% inferior al total registrado en el mismo período de 2018. A pesar del aumento del 4% en comparación con septiembre de 2019, el acumulado hasta octubre se mantuvo un 5% más bajo que el mismo período del año anterior. Aún así, fue 0,3% superior al promedio de los primeros 9 meses. El balance tuvo una tendencia levemente positiva, totalizando 202.000 toneladas, 4% por encima del resultado observado en septiembre.

Los datos fueron publicados ayer por la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero). Destacó que el crecimiento se debe en gran parte al consumo de Guatemala (26%), Argentina (24%), Brasil (17%), México (16%) y Ecuador (14%). En noviembre de 2019, la producción de acero crudo totalizó 4.828 Mt, 10% menos que noviembre 2018 (4,389 Mt). El acumulado hasta noviembre (55,722 Mt) fue 8% menor que el mismo período del año anterior. El resultado quedó 5% por debajo del promedio de los primeros 10 meses. México fue responsable por la parte más grande de la caída (58%), y registró el peor indicador desde marzo 2016.

El informe destacó: "El crecimiento promedio del PIB de Latinoamérica está aumentando, pero solo 1% al año, reflejando en parte la mayor recesión desde la Segunda Guerra Mundial experimentada por Brasil, el estancamiento de la economía en México, los desequilibrios macroeconómicos observados en Argentina, y los disturbios en países como Ecuador, Bolivia y Chile".