El impacto de la pandemia en la economía local no sólo se traduce en la aceleración de la plaza monetaria y aumento en el valor del dólar, que en la cotización paralela esta semana tocó el techo de los $114, sino que además repercute en la caída de las expectativas económicas entre la población que registró en marzo una baja del 13%. 

De esta forma, la percepción generalizada marcó una tendencia negativa, según dio a conocer la consultora Kantar en su evaluación sobre el Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) del último mes, lo que representó la caída "más abrupta" desde octubre de 2008.

"Los 70 puntos del IGEE de marzo 2020 representan uno de los niveles más bajos en la historia de esta medición, con el antecedente del 65 porcentual alcanzado un año atras, en marzo de 2019; en tanto que es la segunda mayor caída registrada, detrás de la de octubre de 2008", precisó la consultora privada. 

Además, el valor en la compra de bienes durables también se sumó al aplazo y cayó 24 puntos; lo que implica el valor más bajo desde el inicio de la serie en 2004, que se suma al desplome del indicador del "presente laboral" que también retrocedió 4 puntos respecto de febrero 2020.

"Las expectativas que surgen más afectadas son las que tienen que ver con el futuro: la situación económica general futura se deteriora en forma significativa bajando 19 puntos, y la laboral futura disminuye 14 respecto del mes anterior", adviertieron desde Kantar.