El secretario general del Sindicato Único de Empleados del Tabaco de la República Argentina (SUETRA), Raúl Quiñones, alertó que en esta semana "comenzará el desabastecimiento de cigarrillos" y advirtió que a la par "se registra un crecimiento en su contrabando". 

El líder del gremio tabacalero precisó en que las rutas paralelas "obstaculizan la compra de los comerciantes chicos" y que como contrapartida provoca que el Gobierno "deje de recaudar 700 millones de pesos por día" en impuestos.

"Al no ser considerados una actividad esencial ante la cuarentena general por la pandemia de coronavirus, las fábricas están paradas en su totalidad, lo que afecta a los 10 mil trabajadores que son empleados directamente por las tabacaleras", sostuvo Quiñones en diálogo con El Destape Radio, en tanto que enfatizó que "ya se consumió el stock", por lo que en el correr de esta semana "va a faltar el producto en la calle".

"La producción nacional llegó a su fin. Lo que están haciendo las dos multinacionales para evitar el desabastecimiento es importar de Brasil y de Chile: eso genera una gran preocupación porque empiezan a entrar en juego las fuentes de trabajo", vaticinó el sindicalista. 

En tanto ya se reportaron precios por encima de los $500 en algunos kioskos de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, y los canales online también se hacen eco de las subas generalizadas en producto. 

Desde la Unión de kiosqueros de la República Argentina (UKRA), confirmaron a BAE Negocios que se han recibido denuncias de Chaco, San Juan, CABA, provincia de Buenos Aires por "abusos desmedidos en precios".