La Reserva Federal inicia este martes una reunión de dos días en el medio de las especulaciones respecto de un cambio de política monetaria ante el repunto de contagios que podría perjudicar el crecimiento económico.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, deberá tomar una decisión respecto de las diferencias que se evidenciaron entre las autoridades del Banco Central estadounidense sobre cuándo empezar a retirar la inmensa inyección de estímulos monetarios aplicada al comienzo de la pandemia.

Sin embargo, los pronósticos previos indican que la Reserva Federal dejará sin cambios las tasas de interés en el marco de un encuentro en el cual también divulgará sus perspectivas a corto plazo ante las variantes de covid-19 y la inflación.

El Comité Federal del Mercado Abierto de la Fed (FOMC, en sus siglas en inglés) dejó entrever en su último encuentro que ha comenzado el debate sobre un cambio en su política, por lo que los mercados están pendientes de cualquier pista sobre una posible reducción de compras de activos ("tapering").

Inflación en Estados Unidos y variante Delta 

Con una inflación  alta y la variante del Delta del COVID-19 que genera preocupaciones económicas, la  Reserva Federal dividida se reune para discutir cuándo y cómo debería reducir sus políticas de tasas de interés ultrabajas.

Se espera que los funcionarios discutan el momento y la mecánica de desacelerar sus 120 mil millones de dólares al mes en compras de bonos, una política de la era de la pandemia que tiene la intención de mantener bajas las tasas de préstamos a largo plazo para estimular el endeudamiento y el gasto,  indicó la agencia AP.

Agregó que Powell está apostando a que el banco central pueda mantener la tasa de referencia a corto plazo cerca de cero, que tiene desde marzo hasta que el mercado laboral se haya recuperado por completo, sin alimentar una racha sostenida de altos inflación.

Los precios al consumidor aumentaron un 5,4% en junio con respecto al año anterior, el mayor aumento en 13 años. El aumento del mes pasado marcó un cuarto mes consecutivo de aumentos de precios  y contribuye a los temores de que una inflación persistentemente más alta erosione el valor de los aumentos salariales recientes.

La política partidaria juega también su partido: Powell se presentó la semana pasada ante el Congreso y fue cuestionad por la bancada del Partido Republicano, por el paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares del presidente Joe Biden, que se promulgó en marzo.

.