Once años después de que rechazara la propuesta de acuerdo preventivo y se abriera el procedimiento de salvataje, el Correo Argentino S.A. finalmente fue declarado en quiebra por la jueza Marta Cirulli.

En un fallo de 44 carillas, la magistrada explicó por qué dispuso "no homologar la propuesta de acuerdo preventivo" presentada por el Grupo Macri y defendió la postura del Estado Nacional que "se sujetó al procedimiento concursal por casi veinte años, haciéndose parte en el proceso, negociando con la concursada, asistiendo a las audiencias donde fue convocado".

En cambio, reseñó que los representantes de la empresa, por el contrario, tuvieron una conducta que "no aspicia la necesaria confianza en el cumplimiento fiel de lo prometido, tanto más frente a la falta de concreción definitiva que ha caracterizado sus sucesivos ofrecimientos". Tres aspectos centrales del fallo:

Cuánto vale la empresa: cero pesos 

La jueza desaca los fracasos por encontrar un comprador o la posibilidad de capitalizar la empresa y remarca que los expertos concluyeron que “atento a que el Pasivo es Superior al activo, el valor estimado del paquete accionario es cero”.

Otro punto que cuestionó la magistrada fue el cálculo de actulización de la deuda que propuso la empresa que era de un 15 % anual. "Es claro que el mantenimiento de esa tasa de interés no puede compensar ni remotamente lo adeudado por falta de pago de los cánones mensuales, devengados -cuando menos- desde el año 2001 hasta el cese de la concesión del servicio postal, dispuesta en el Decreto N° 1075/2003 del 19.11.2003", remarcó en el fallo.

El Estado Nacional, principal acreedor

El Estado Nacional es el acreedor mayoritario que compone una categoría única, y no ha prestado su conformidad a la mejora de propuesta realizada por la concursada, destaca la jueza para poner en valor la postura que tuvo respecto del rechazo a las ofertas de resarcimiento de parte del Correo Argentino S.A. y su derecho a no aceptar

De hecho, remarca que a pesar de las quejas de la empresa, no es posible determinar que el Estado nacional se haya comportado como acreedor “hostil” para desautorizar su postura.

"No se perciben -dentro del expediente- elementos que conduzcan a afirmar que el rechazo de la propuesta evidenciado por el Estado Nacional no respondió a la defensa del interés público", agregó.

Quiebra Correo Argentino - irregularidades

En el fallo de la jueza Cirulli se mencionan también las irrregularidades en cuanto a la presentación de los representantes de acreedores y en cuanto a los bancos que se presentaron como reclamando parte del pasivo.

Cita un informe sobre los Estados Contables de Correo Argentino SA finalizados en los períodos 2008 a 2017. Allí se advirtió, entre otras irregularidades, que “…con relación al pasivo en moneda extranjera, a partir del Balance finalizado al 31/12/2014 incide el acuerdo de la sociedad con el banco MEINL BANK, de no actualizar el valor del dólar, quedando valuado el pasivo al tipo de cambio vigente al 31/12/2013 ($6,5250), ascendiendo así la deuda a $ 765.348.560.” 

También cita a Miguel Martín Mac Cormack, quien figuraba como apoderado de 24 cesionarios que dieron las conformidades para aceptar el acuerdo. El mencionado abogado tomó tomó conocimiento “acerca de una supuesta participación de mi persona, actuando como apoderado de supuestos acreedores para prestar una conformidad a una supuesta propuesta de la empresa Correo Argentino SA.", y explicó: "Desde ya desconozco por ser ellas absolutamente falsas y ajenas a mi persona".