Las proyecciones para la actividad económica en el 2021 siguen en alza. El FMI elevó la suya en más de un punto porcentual y ahora prevé un rebote de 5,8% para este año, luego de la histórica caída de 9,9%. Y los privados en general vienen en esa tendencia alcista desde hace meses. Sin embargo, el pico de 20.870 contagios informado por el Ministerio de Salud alcanzó para despertar miedos. Una potencial vuelta a Fase 1 implicaría un mazazo para la economía, potencialmente peor que el del 2020, por la escasez de reservas con las que llega el BCRA.

Las proyecciones económicas para el 2021 son cada vez mejores, tanto en materia de estabilidad cambiaria como, en consecuencia por la importancia que tiene la restricción externa, de actividad económica. Pero esos números siempre están sujetos a que no haya una vuelta atrás en la reapertura de sectores económicos luego del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (Aspo).

Si bien en primera instancia una Fase 1 pegaría menos que en 2020, ya que por aprendizaje del año pasado no necesitaría ser tan dura, sumado a un efecto base de comparación muy baja, en segunda instancia su impacto sobre el gasto fiscal, la emisión monetaria y el precio del dólar, con unas reservas escasas, sería bastante peor. Y se sabe: en años de devaluación, la inflación se dispara, y el salario y la actividad se desploman.

Las proyecciones mejoran pero algo tiene color negro y forma de cisne

Lo explicó el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman: “El golpe directo de una nueva cuarentena sobre la actividad sería menor al de 2020. Sin embargo, su impacto indirecto sería mayor. La menor actividad reduciría la recaudación y, posiblemente, también impulsaría una expansión del gasto público para atenuar esta caída, con IFE y ATP. Más gastos, menos ingresos: más déficit fiscal. El año pasado, el Banco Central emitió casi 2 billones de pesos (7% del PBI) para financiar al Tesoro, muchos de los cuales se fueron al dólar, provocando una corrida cambiaria que duró casi todo el segundo semestre”.

Y agregó: “La autoridad monetaria pudo contener las presiones, pero a costa de endurecer el cepo y perder el 65% de sus Reservas netas, que pasaron de 13.000 millones de dólares a 5.000 millones. Y acá reside el principal problema: en 2021, no hay ese poder de fuego. Por lo tanto, acá podría haber un mayor impacto, porque las Reservas netas arrancan desde mucho atrás: en mínimos desde 2015. Si el tipo de cambio oficial se dispara, acelerando la inflación y golpeando al salario, el impacto indirecto sobre la actividad sería mayor al del año pasado. Y por eso, como dijo Guzman, la economía no se banca otro cierre”.

El pico de contagios empaña a las buenas noticias que viene dando el rebote económico y la mejora en las proyecciones. La mejora en la previsión del FMI, que ahora espera un crecimiento de 5,8% se parece en mucho a lo que viene reflejando el promedio de las visiones de los consultores y bancos de la city a través del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), del BCRA. Desde octubre no dejaron de crecer. Esperaban durante ese mes un crecimiento de 4,5% para el 2021. Pasaron a uno de 4,8% en el mes siguiente, luego a uno de 5,3%, después a otro de 5,5% y finalmente saltaron a uno de 6,2%.

Un repunte económico heterogéneo

Y es que el 2020 terminó en franca recuperación y el efecto de arrastre estadístico fue creciendo. Desde el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA) también informaron una mejora de la proyección 2021. Ahora esperan un crecimiento de 7,2%, en línea con la nueva proyección del Ministerio de Economía. A través de un informe destacaron que el arrastre estadístico es superior al esperado, lo que explica que las consultoras estén mejorando en forma permanente las proyecciones.

Hay sectores como los bancos, la construcción, el comercio, las energéticas y la industria, que vienen en franca recuperación y por ende su efecto estadístico ya augura un 2021 de recuperación absoluta. En cambio, otros como los hoteles y restaurantes, el transporte y la minería vienen con números mucho más rojos y, si no ocurre algo que les cambie la tendencia, seguirán en baja.

“Si bien la actividad económica arrancó el año mejor de lo que se esperaba, hay sectores que todavía se encuentran muy afectados. Por eso, el gobierno debería elaborar políticas específicas para los sectores como la Administración Publica, Otros Servicios, Transporte y Comunicaciones y Hoteles y Restaurantes, que no solo están lejos de la recuperación y su ritmo de crecimiento es bajo o negativo, sino que también son sectores empleo intensivos que afectan fuertemente el mercado laboral en cuanto a puestos de trabajo e ingresos reales”, resalto ITE-FGA.

Otra gran incógnita la plantean los salarios. Gremios como el bancario, los docentes, los estatales, Suterh, Luz y Fuerza, Obras Sanitarias, Utedyc y los ferroviaros arreglaron un poco por encima del 29% de inflación que proyecta el Gobierno. Pero muy debajo del 46,6% que prevé el REM. Dependiendo de cuál sea la inflación, la búsqueda oficial de una mejora salarial de 3 o 4 puntos podría no verificarse, con un claro impacto en las posibilidades de dinamizar a la economía desde el consumo.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Las restricciones le quitan casi medio punto al PBI

Las restricciones le quitan casi medio punto al PBI

Inflación: el dilema de una tasa que corre con retraso

Inflación: el dilema de una tasa que corre con retraso

El nuevo salto inflacionario seguirá pegando en la pobreza

El nuevo salto inflacionario seguirá pegando en la pobreza

Se recuperaron 3.000.000 de puestos de trabajo

Se recuperaron 3.000.000 de puestos de trabajo

El dólar acelera su caída real: será de 1,7% en abril

El dólar acelera su caída real: será de 1,7% en abril

Los intereses de Leliq y Pases se desbocaron en marzo

Los intereses de Leliq y Pases se desbocaron en marzo

Los préstamos productivos y una fuerte caída en marzo

Las empresas utilizan su recaudación para desendeudarse

Tras un buen bimestre productivo, marzo dio señales positivas

Tras un buen bimestre productivo, marzo dio señales positivas

La desigualdad terminó el 2020 en niveles menores al 2019

La desigualdad terminó el 2020 en niveles menores al 2019

Ganancias: Argentina está entre los países en los que menos se paga

La participación de Ganancias en los ingresos nacionales viene cayendo en los últimos años y continuará en esa dirección