Los ingresos propios de la provincia de Buenos Aires alcanzaron en octubre $70.356,6 millones, con un incremento interanual de 70,8% que refleja el impacto positivo de las medidas que ARBA implementó durante la pandemia para reducir la presión tributaria sobre sectores bajos y medios, simplificar el pago de impuestos y mejorar el nivel de cumplimiento. 
 
“La economía bonaerense se encuentra en un camino de recuperación luego del delicado contexto que produjo la pandemia. Y desde ARBA venimos favoreciendo y acompañando esa reactivación, a través de diferentes acciones orientadas a mejorar la progresividad y beneficiar a contribuyentes de ingresos bajos y medios”, dijo el director de la Agencia de Recaudación, Cristian Girard. 
 
Durante ese mes, el Impuesto sobre los Ingresos Brutos totalizó $55.248,7 millones y aumentó 77,4%, sustentado en un creciente nivel de ventas. Medida en términos reales, esa suba interanual se ubicó en torno al 17% si se considera la evolución de los precios domésticos. 
 
La reactivación también impactó en el Impuesto de Sellos, que recaudó en octubre $6.229,5 millones; con un incremento del 63,3% interanual motorizado por una mayor dinámica del consumo. 

Además, el titular de ARBA resaltó que “las iniciativas de acompañamiento y ayuda dispuestas por el gobernador Axel Kicillof durante la pandemia generaron beneficios y consolidaron la reactivación. Esa mejora de la economía tuvo su impacto en tributos como Ingresos Brutos y Sellos, ligados a la actividad, y fue determinante para que la recaudación bonaerense crezca en términos reales casi un 13% en octubre”. 
 
En lo que respecta a los planes de regularización, la recaudación por ese concepto alcanzó $1.967 millones, con una suba interanual de 143,6%, que muestra la respuesta favorable de las y los contribuyentes ante las nuevas moratorias y planes de pago que dispuso ARBA para atender las dificultades generadas por la pandemia. 
 
Por el Impuesto Inmobiliario se recaudaron en octubre $4.702,1 millones; que implican un incremento interanual de 40%. En tanto que Automotores y Embarcaciones Deportivas aportaron $2.060,6 millones; con una suba de 3,1%. 
 
En ambos casos, la variación responde en buena medida a las diferencias en los calendarios fiscales de 2020 y 2021. El año pasado, en el contexto de pandemia, ARBA extendió el plazo de pago de los tributos patrimoniales para que las y los contribuyentes pudiesen mantener los beneficios por cumplir en término, lo que modificó las fechas de vencimiento de las cuotas. 
 

Ingresos Brutos e Inmobiliario

 
En el período enero-octubre de 2021 los ingresos propios de la provincia de Buenos Aires sumaron $640.647 millones, que representan una suba de 71,9% en comparación con igual lapso del año pasado. 
 
Ingresos Brutos totalizó $457.803 millones, lo que significa un aumento interanual de 69,2%; mientras que Sellos aportó $53.720 millones, con una suba de 89,6%. 
 
Por su parte, el Impuesto Inmobiliario sumó $55.894,7 millones, con un crecimiento de 55%; por Automotores y Embarcaciones Deportivas se recaudaron $54.867,8 millones, con un incremento de 82%; los planes de regularización proporcionaron $17.065,4 millones, con una suba de 132,6%; y otros ingresos tributarios agregaron $1.296,2 millones.