El 4 de enero de 2021 la Directora Ejecutiva de ANSES, Fernanda Raverta, anunció una inversión de más de 250 mil millones de pesos en Créditos para Jubilados/as y Pensionados/as. Comenzar el año con este tipo de políticas públicas demuestra las prioridades del Gobierno Nacional y del presidente Alberto Fernández, que se comprometió y se compromete día a día para generar un Estado por y para Todos y Todas. Estos nuevos préstamos a Jubilados y Pensionados (SIPA) que se entregarán, alcanzarán un valor entre $5.000 y $200.000, con plazos que pueden ser entre 24, 36, 48 o 60 cuotas y se requiere tener menos de 90 años al momento de finalizarlo. También se abren líneas de Créditos a titulares de PNC por invalidez, Madres de 7 Hijos, PUAM y PNC por vejez, con montos de entre 5.000 y 70.000 pesos, con los mismos plazos que los anteriores y el requerimiento de poseer menos de 75 años al momento de finalizarlo.

Entre diciembre 2019 y noviembre 2020 se suspendieron las cuotas de más de 6,9 millones de créditos vigentes que no capitalizaron sus intereses en este periodo. Estas medidas sumadas al incremento de los haberes mínimos del 35,3%, consolidaron un ahorro significativo para los jubilados y las jubiladas, ya que la relación entre la cuota y el haber disminuyó en más de 7 puntos porcentuales incrementando su ingreso disponible futuro.

Cobro jubilados haber mínimo y créditos

Por ejemplo, un jubilado que en diciembre 2019 registraba un ingreso de un haber mínimo ($14.068), accedía a un crédito de $90.000 a 60 meses de plazo y pagaba una cuota de $3.508, un 25,7% de su haber neto. Hoy en día, ese mismo jubilado que tuvo suspendido el pago de cuotas durante todo el 2020, percibe un ingreso de $19.035 y pagará una cuota de $3.142, representando un 17% de su haber neto.

Por otra parte, la política crediticia debe analizarse en el marco de un conjunto de políticas públicas que determinan el destino del dinero al que se accede a través de un crédito. En este sentido, a lo largo del 2020 el Gobierno Nacional se comprometió a proteger el poder de compra de las jubilaciones a través del congelamiento de tarifas, el control de precios y el Vademécum de 170 medicamentos gratuitos. Este contexto permitirá a los jubilados/as y pensionados/as que accedan a las nuevas líneas de Créditos ANSES destinar el dinero a otros consumos que no sean de mera subsistencia.

En los últimos años, los Créditos otorgados por el Organismo registraban altas tasas de interés, superiores al 40%. Dada la crisis que se observó entre 2018 y 2019, muchos y muchas jubiladas que perciben un haber mínimo tuvieron la necesidad de solicitar un Crédito de ANSES para poder solventar sus gastos básicos a tasas de interés que dificultaban el pago de las cuotas.

Créditos a jubilados 

Los nuevos Créditos anunciados el 4 de enero tienen otra esencia, se otorgan en un marco de protección social asegurada y a una tasa de interés del 29% que resultan accesibles para todos y todas. El objetivo principal de este relanzamiento y de todas las políticas realizadas por el actual Gobierno es mejorar la calidad de vida de la población y, en este caso particular, de los adultos mayores. Estos créditos son una nueva oportunidad para que nuestros jubilados y jubiladas logren cumplir con sus sueños y ver realizados sus proyectos personales.

En este marco donde un conjunto de políticas incrementa de manera indirecta el ingreso disponible se consolida una dinámica virtuosa en el ciclo económico. Los nuevos Créditos ya no se canalizarán hacia un consumo básico, sino que registrará más diversificación en sus destinos distribuyendo el beneficio de la política a diversos actores evitando que se concentre pocas manos. Es a través de este tipo de políticas que se debe encausar la reactivación económica del país, tal como dijo la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, evitando “que el crecimiento económico se lo queden tres o cuatro personas”.

*Secretario General de la ANSES