Abril dejó un saldo para olvido en el sector inmobiliario de la provincia de Buenos Aires, y con tan sólo una sola escritura sellada, el impacto de la caída representó el 99,98% respecto del mismo mes de 2019. 

El Colegio de Escribanos bonaerense precisó que durante abril del año pasado se habían contabilizado 6.424 actos, mientras que en cuarto mes de este 2020, bajo los efectos de la pandemia por coronavirus, sólo se contabilizaron tres hipotecas, lo cual representa un desplome del 98,8 por ciento en ese rubro. 

"Desde nuestro espacio continuamos acercando sugerencias al Gobierno nacional y provincial", enfatizó la entidad que nucléa la actividad inmobiliaria, en tanto que subrayaron que dentro del territorio bonaerense, "cada escribano debe ejerce petición en el ámbito de su partido”.
 

El diagnóstico en retroceso también se perfiló en la Ciudad de Buenos Aires. Con tan sólo 7 escrituras de compraventa selladas en abril, el desplome se ubicó en 99,5%.

El monto medio de los actos fue de $ 2.925.571, con una baja de 38,6% en un año en pesos, mientras que en moneda estadounidense bajó 61,6%.

"Los datos de abril serán vistos en la serie histórica claramente como una foto de época. El confinamiento y las restricciones permitieron actos de fuerza mayor que tuvieran una razón de salud o humanitaria", señaló el presidente del Colegio de escribanos porteño, Carlos Allende.