La línea de pobreza aceleró su incremento en agosto y saltó 2,1%. Acceder a la Canasta Básica Total (CBT) es cada vez más difícil y durante el mes pasado una familia tipo necesitó $45.478 para lograrlo. Así, la pobreza consolida su suba, que en el primer semestre del 2020 fue de alrededor de 5 puntos, lo que implica que 2.250.000 personas cayeron en esa condición. Desde 2018, el número involucra a 6.750.000 personas.

El dato de la CBT cubre al Gran Buenos Aires y fue publicado por el Indec. Un detalle clave: su estimación da por hecho que los hogares son propietarios de la vivienda en la que habitan. Es decir, si se toma en cuenta el Informe de Alquileres de agosto del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), que informó un costo de $41.644 promedio para los tres ambientes durante el mes, una familia tipo no propietaria necesitó $87.122 para lograr satisfacer las necesidades básicas.

La definición de familia tipo del Indec describe: de cuatro integrantes, compuesto por un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años. Esa misma familia, supuestamente propietaria, precisó $18.792 para no ser considerada dentro de la indigencia, medida que se basa en la Canasta Básica Alimentaria (CBA).

La CBA sufrió una suba de 2,6% durante agosto, de la mano con una dinámica del precio de los alimentos que se disparó en agosto (subieron 3,5% en agosto, según el IPC Nacional). Una persona precisó $6.081 para no ser considerada indigente. En cambio, necesitó $14.717 para no quedar por debajo de la línea de la pobreza.

El incremento de las canastas básicas ocurrió de la mano con una caída generalizada del salario, al margen de las políticas oficiales para apuntalar a los hogares durante la cuarentena, a través del IFE de $10.000 bimestrales, que alcanzó a 8.900.000 hogares y se sumó a la AUH. Si bien eso ayudará a contener las subas de los indicadores, se descuenta que tanto la indigencia como la pobreza mostrarán haberse disparado a lo largo del aislamiento.

En ese sentido, se observó que mientras la CBT aumentó 11,4% entre marzo y agosto, el salario se viene moviendo a un ritmo mucho más lento. El Indec publicó números hasta junio para los sueldos, con un incremento nominal de 3,7% entre marzo y junio. En cambio, entre marzo y junio la CBT fue bastante por encima, con un incremento nominal de 7,3%. Una caída del salario de 4,4% en términos reales, al deflactarlo por la variación de las canasta.

La dinámica, es esperable, se acentuará a medida que la inflación trepe, en el último trimestre, aunque habrá que esperar lo que ocurra con las paritarias. Además, durante la pandemia se perdieron 292.000 puestos de trabajo registrados.  

El dato oficial de incidencia de la pobreza del Indec, correspondiente al primer semestre, será publicado el 30 de septiembre. Hasta acá, las estimaciones privadas marcan proyecciones que incluyen saltos significativos. Según el director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (ODSA-UCA), Agustín Salvia, en el segundo trimestre la incidencia de la pobreza alcanzará al 44,7% de la población. Un total de 20.250.000 personas que no lograron alcanzar a pagar una CBT en forma mensual. Además, según sus cálculos, la indigencia pasará las dos cifras y trepará hasta 10,3%.

El economista del Centro de Investigaciones Financieras de la Universidad Torcuato Di Tella (CIF-UTDT), Martín Rozada, por su parte, estimó a la pobreza en 40,6% durante el primer semestre. Una suba de 5 puntos desde el 35,5% que informó el Indec para el último semestre del 2019. Es decir, 2.250.000 personas cayeron en la pobreza en la primera mitad del año, totalizando 18.400.000 a nivel nacional.

Desde fines del 2017, cuando la bonanza económica del año electoral se torció y desembocó en una contracción de tres años consecutivos de la actividad económica, con el mazaso final de la cuarentena, se agregaron casi 7 millones de pobres. Según el Indec, el 2017 terminó con una incidencia de 25,7% de personas bajo esa línea. Desde entonces, un salto de casi 15 puntos, lo que implica que se pasó desde 11.700.000 personas en situación de pobreza en aquel entonces, a las actuales al menos 18.400.000.

El miércoles la CABA publicó sus propios números de pobreza durante el primer semestre del 2020. Sufrió un salto de 7,6 puntos, lo que implica que el 28,2% de los porteños está en esa condición. La indigencia también creció, 5,7 puntos, pasó a ser dos cifras y llegó a 11,7%.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Esfuerzo anticrisis: volvió a crecer el rojo primario

Esfuerzo anticrisis: volvió a crecer el rojo primario

Se disparó la línea de pobreza: subió 3,8% en septiembre

Se disparó la línea de pobreza: subió 3,8% en septiembre

Privados ponen en duda la reactivación de septiembre

Privados ponen en duda la reactivación de septiembre

Agenda semanal: rojo fiscal, PBI e inflación mayorista

Agenda semanal: rojo fiscal, PBI e inflación mayorista

La aceleración comienza a materializarse en octubre y el IPC tiene piso de 3%

Comienza a materializarse la aceleración

En la primera quincena la inflación fue de 2,4%

En la primera quincena la inflación fue de 2,4%

Por el ATP, los asalariados alcanzaron el fifty-fifty

Por el ATP, los asalariados alcanzaron el fifty-fifty

La inflación interanual llegó a su punto más bajo en 2 años

La inflación interanual llegó a su punto más bajo en 2 años

La inversión productiva interrumpió su rebote en agosto

La inversión productiva interrumpió su rebote en agosto

¿Qué muestran las experiencias recientes de desdoblamiento cambiario?

¿Qué muestran las experiencias recientes de desdoblamiento cambiario?