Los comercios recibirán la acreditación del saldo de sus ventas hechas con tarjetas de débito en un día hábil a partir de hoy. El Banco Central apunta a un mayor uso del dinero electrónico y a principios de julio había acordado con las entidades bancarias acortar el plazo en que el dinero llega a la cuenta de los comerciantes.

La ley 25.065 de tarjetas de crédito fijó un plazo máximo de tres días hábiles y, por un acuerdo con el regulador, los bancos habían acordado hacerlo en el plazo de 2 días hábiles. Ahora, ese plazo se reduce a un día, lo que permitirá a los comercios disponer en su cuenta bancaria de los fondos por ventas con tarjeta de débito a las pocas horas de concretarla.

El Banco Central aseguró que se trata de una medida que "avanza en la normalización del sistema de pagos con fuerte incentivo al uso de medios electrónicos".

"Los micro y pequeños comercios también se vieron beneficiados por la reducción a ocho días hábiles para la acreditación de las ventas con tarjeta de crédito, que dispuso el BCRA", aseguró el organismo.

Comisión en pagos con tarjeta y código QR

Las modificaciones en los plazos de pagos de tarjetas de crédito y débito, así como el impulso a las transferencias electrónicas "generan un sistema de pagos más moderno, ágil y avanzado, que esté en condiciones de sustituir al efectivo con eficiencia y seguridad", destacó.

Las ventas con tarjeta de débito tienen una comisión de 0,8% a cargo del comercio, también a partir de un acuerdo con las entidades financieras, que redujo el tope de 1,5% fijado por ley.

A su vez, el Banco Central impulsa el sistema de transferencias electrónicas y, entre ellos, el pago con código QR, "que estará plenamente interoperable el 29 de noviembre" y que equipara el uso del dinero electrónico al dinero físico, al disponer de los fondos en forma inmediata e irrevocable, según sostuvo en un comunicado.

Según remarcó, la autoridad monetaria, "la medida complementa el estímulo del Gobierno a la utilización con el reintegro del 15% de las compras que realizan con tarjetas de débito a personas jubilados y pensionadas que cobran el haber mínimo, a los y las titulares de las asignaciones universales por Hijo ( AUH) y Embarazo (AUE)".

"Este reintegro asciende hasta los $1.200 mensuales por beneficiario, mientras que para los titulares de la AUH con dos o más hijos el monto máximo será de $2.400", recordó.