El Fondo Monetario Internacional ( FMI), bajo la dirección ejecutiva de Kristalina Georgieva, fue un actor clave para respaldar la negociación del minisro de Economía, Martín Guzmán, con los bonistas para la reestructuración de USD66.000 millones.

El Fondo Monetario dedicó hoy espacio a la región al celebrar la situación que atraviesa Uruguay y definió que tiene "una curva plana como las pampas".

 

Deuda en Ecuador y felicitación a Lenín Moreno

El Ministerio de Finanzas de Ecuador anunció un acuerdo de reestructuración de deuda que estable una reducción de 1.540 millones del capital de la deuda, alivio en el flujo por más de 10.000 millones en los próximos 5 años, así como la disminución de la tasa de interés promedio del 9,2% a 5,3%.

Además incluye la duplicación del plazo, de 6,1 años en promedio a 12,7 años, la extensión del período de gracia en 5 años en capital y prácticamente 2 años en interés, el diferimiento de los intereses no pagados y acumulados, entre marzo y agosto, ahora pagaderos entre 2026 y 2030, con una tasa del 0%.

En sus redes sociales, el FMI se destacó la reestructuración de sus bonos con acreedores privados y consideró que es "un hito importante para allanar el camino para un crecimiento inclusivo sostenible".

Qué dijo Krisalina Georgieva sobre la reestructuración 

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, había alentado  a los acreedores a aceptar la propuesta de reestructuración de deuda formulada por el Gobierno argentino.

Al disertar en una conferencia en la que participaron miembros del G20 y del Club de París, semanas atrás, Georgieva consideró que "los acreedores privados tienen que ver este como un momento de acción, ver cómo los países y los acreedores pueden unirse" en referencia a la nueva oferta presentada por la Argentina. En esta reunión virtual también estuvo presente el ministro de Economía, Martín Guzmán.

"Eso es lo que tenemos que buscar, la colaboración entre acreedores y deudores de una manera racional y mutuamente respetuosa", resaltó. Al respecto, aseguró que el Banco Mundial y el  FMI bregarán "por la transparencia de la deuda y por una prudente reestructuración de la deuda".