El saliente ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, realizó ayer un balance elogioso de su gestión, con eje en la obra pública. Además, anunció que en cuanto abandone su condición de funcionario, el 10 de diciembre, creará una fundación que se llamará Bases y que trabajará sobre la implementación de políticas públicas de transporte. Su equipo de colaboradores se integrará a ella.

"Estoy seguro de que vamos a volver", dijo Dietrich, quien además destacó 287 obras de rutas y autopistas que se hicieron en el país, la mejora en el transporte de cargas, puertos, transporte público y el crecimiento del transporte aéreo.

Aun así, Dietrich reconoció: "No se pudo hacer todo lo que habíamos planificado. Los vaivenes de la economía nos impidieron avanzar con más obras mediante el sistema de Participación Público Privada".

Y, destacó: "Si bien hay algunas que están en ejecución, sobre todo las autopistas, hay proyectos que teníamos armados y no se pudieron lograr como la Red de Expresos Regionales, que abarcaba una mega obra debajo del Obelisco, donde confluyeran todos los servicios de trenes urbanos".

"En concepto de rutas y autopistas, se finalizaron 287 obras en 23 provincias, iniciamos la construcción de 2.300 km de nuevas autopistas, 16.000 km de rutas pavimentadas y repavimentadas y 5.400 km de rutas mejoradas en todas las provincias", detalló.

Señaló que se avanzó en materia de control y fiscalización del transporte de carga, y en el transporte de pasajeros creamos el Nuevo Registro Nacional de Turismo luego de 17 años y se creó el servicio low cost de larga distancia.

"Hoy los trenes de carga transportan el triple de lo que transportaban en el 2015 en la mitad de tiempo y los trenes de pasajeros transportan un 52% más de pasajeros que hace cuatro años", indicó Dietrich.