Los ahorristas podrán volver a adquirir dólares por su homebanking desde este lunes con el cambio de mes y la restitución del cupo fijado por el gobierno de USD200. Cada banco fija un precio distinto para la divisa y hay grandes diferencias con las casas de cambio que también adquieren a precio mayorista y están habilitadas para vender el formato ahorro.

Desde mediados de septiembre, el dólar que puede adquirirse mensualmente tiene dos impuestos en su valor final: el 30% del Impuesto País que rige desde fines de diciembre 2019 y sobre este valor, un anticipo de Ganancias el 35% que se decidió hace un mes y medio.

El valor más difundido es el precio que fija el Banco Nación como referencia para calcular ambos impuestos, pero cada banco cotiza la divisa de manera diferente, por lo que existen fluctuaciones de valor de casi $1 entre las distintas entidades financieras que se traslada también al dólar Ahorro con los impuestos.

A pesar de esas decisiones tomadas por el Banco Central para restringir la venta de moneda estadounidense y dejar de perder reservas, se estima que antes del encarecimiento del dólar compraban cuatro millones de personas y en el informe que se conoció ayer, la cantidad solo se redujo un 16%: 3,4 millones de ahorristas.

Otro de los aspectos que se destacan es la cantidad de divisas que perdió la entidad que conduce Miguel Ángel Pesce desde que se tomó esta decisión. La caída en las reservas estuvo lejos de frenar en el último mes y medio y superó los USD 2600 millones.

El banco que vende más cara la moneda estadounidense para Ahorro es el Banco Patagonia, que registra una cotización de $84,25. La más barata entre las entidades financieras es Banco Piano, que con una diferencia de 93 centavos lo vende a $83,32.

En las casas de cambio, todas más económicas que los bancos, la que se destaca es Plus Cambio, con un valor que se diferencia tan solo $1 del dólar oficial mayorista y lo cotiza en $79,40.