En marzo se achicó el superávit comercial, que fue bastante menor al esperado. Alcanzó apenas los 400 millones de dólares, de la mano de la suba en las importaciones de poroto de soja y también del impacto que tiene la recuperación económica en la compra externa de insumos. Se cortó así una racha de dos meses consecutivos con un superávit mayor a los 1.000 millones, que se esperaba que continúe sobre el cierre del trimestre.

Los datos fueron publicados por el Indec a través del informe del Intercambio Comercial Argentino (ICA) correspondiente a marzo. Las exportaciones totalizaron 5.720 millones de dólares, con un crecimiento de 0,6% respecto a los niveles de febrero. Por su parte, las importaciones crecieron 13,8% en la comparación con febrero, libre de estacionalidad.

Contra marzo del 2020 las mejoras fueron de 30,5% y 68,7%, respectivamente, aunque ambos números están algo inflados por la baja base de comparación que dejó aquel mes de fuerte incidencia de la pandemia a nivel global.

En definitiva, tanto las importaciones como las exportaciones crecieron en marzo, al comparar con febrero, pero las importaciones lo hicieron en forma extraordianaria. 

El informe del Indec detalló: "Las importaciones aumentaron 68,7% respecto a igual mes del año anterior. Los bienes de capital (BK) subieron 80,5%; bienes intermedios (BI), 81,2%; combustibles y lubricantes (CyL) 28,3%; piezas y accesorios para bienes de capital (PyA), 82,3%; bienes de consumo (BC), 39,9%; y vehículos automotores de pasajeros (VA), 15,3%".

Y agregó: "Respecto a los productos importados, en este período se destacaron aumentos en las compras de porotos de soja excluidos para siembra por 209 millones de dólares; semielaborados de hierro, acero sin alear (75 millones de dólares); gasoil (62 millones de dólares); aglomerados de hierro por proceso de pelletización, de diámetro (59 millones de dólares); circuitos impresos con componentes eléctricos o electrónicos (52 millones de dólares); vacunas para medicina humana acondicionadas para la venta por menor (40 millones de dólares); productos inmunológicos dosificados o acondicionados para la venta por menor (34 millones de dólares), entre otras subas".