El Fondo Monetario Internacional ( FMI) está preocupado por la brecha del dólar en Argentina, pero "entiende que tiene que haber control de capitales" y no considera resolver el problema con "devaluación", según aseguró Sergio Chodos, representante del Cono Sur ante el organismo multilateral.

Además, previó que las reuniones entre la misión que visitó el país hasta la semana pasada y las autoridades nacionales desembocarán en "un nuevo programa", que espera esté listo "para el primer trimestre del año que viene".

"La brecha del dólar le preocupa al FMI, pero entiende que tiene que haber control de capitales", sostuvo Chodos, y remarcó: "Nunca escuché al FMI decir que hay que cerrar la brecha del dólar devaluando. Si alguien sale a operar eso no es algo que esté en la realidad de las conversaciones".

En ese sentido, afirmó que "no hay un atraso cambiario en el tipo de cambio real" y que "una devaluación no fue parte de las charlas ni del deseo del FMI". "No hay un pedido de devaluación" por parte del organismo, subrayó en una entrevista con El Destape Radio.

El representante argentino ante el Fondo consideró que las negociaciones entre la misión del organismo multilateral y el Gobierno "va a terminar en un nuevo programa que reemplace el de 2018", mientras que pronosticó una próxima visita, ya que en esta ocasión "fue una buena reunión".

"El programa fallido del 2018 es un problema que tenemos que sacarnos de encima. Va a ser el programa de Argentina, no el programa del FMI. Tenemos que tener un programa que sea más que superador que el del 2018. Ese es el espíritu de las dos partes", consideró, y advirtió: "Todavía no hay borradores sobre lo que estamos negociando con el FMI".

Asimismo, Chodos aclaró que "la discusión de la fórmula jubilatoria o el aporte a las grandes fortunas no fueron tema central de las charlas con el FMI" y que el Fondo "no se ha focalizado en algo tan marcado como el tema jubilatorio o laboral".

"La fórmula jubilatoria es una propuesta del Gobierno, está claro lo que se busca y el FMI no participa de esa discusión", indicó el economista, y deslizó: "Todavía no tenemos diálogo sobre temas jubilatorios o laborales, será más para el final de las negociaciones".

Para Chodos, “sería conveniente tener el programa con el FMI para el primer trimestre del año que viene", y remarcó: "El análisis post programa del FMI se hace siempre que hay un programa descarrilado. El caso argentino 2018 podría llegar a la Oficina de Evaluación independiente, pero tienen que pasar más de 2 años".