Hugo Dragonetti, de la empresa constructora Panedile -una de las más grandes del país-, afirmó que la construcción será el motor del crecimiento del país, y aclaró que, lejos del éxodo, la Argentina “es uno de los países más económicos y mejores para invertir”.

Con fuertes críticas al gobierno de Mauricio Macri, al que acusó de no haber ahorrado medio para “espiar, chantajear, obtener declaraciones y testigos falsos”, reclamó que “la política no se meta con la justicia”.

A continuación, la entrevista exclusiva:

- ¿Cómo estás viendo al sector en la Argentina?

- Es muy distinta a foto actual de cómo proyectamos al sector para el año 2021. En el 2020 la construcción no tiene un panorama muy diferente al de los otros sectores de la economía. Es una foto muy mala, que es peor que el 2001 y 2002, con un panorama de pérdida de trabajo y disminución de la actividad. El 2021 lo vemos muy diferente, somos muy optimistas y creemos que el sector de la construcción va a motorizar el crecimiento en la Argentina. Esperamos un crecimiento cercano al 25%. Eso va a ayudar y se va a reflejar en un crecimiento de toda la actividad económica.

- ¿Por qué considera que el sector va a crecer tanto?

- Primero, porque el Gobierno tuvo el acierto de establecer en el Presupuesto 2021 para gastos de capital, que es lo que se llama comúnmente gasto en obra pública, un presupuesto récord con un monto que es un desafío en sí mismo, porque por más que pongan el monto, después hay que tener lo que se llama ejecución presupuestaria y con lo que se controla a los ministros, es decir que el presupuesto que le dieron se gaste y se ejecute la obra. Ese es el principal motivo del optimismo

- ¿Qué otro factor incide en este escenario?

- Después de las sucesivas devaluaciones que tuvo la Argentina, las mineras están ingresando a los fosos para desarrollar los proyectos. Vía contado con liquidación, ingresan a $150 por dólar y están gastando a $85 por dólar. Esa diferencia hizo que los proyectos mineros que estaban en análisis y en duda, de repente costaran un 60% menos de lo que costaban antes. Por eso los directorios que están en Canadá y en Estados Unidos no quisieron desaprovechar la oportunidad y han puesto en marcha una serie de proyectos. Los proyectos mineros tienen una particularidad: son pocos y de volumen muy alto, lo que genera un gran impacto. Por ejemplo, el proyecto de Josemaría son USD3000 millones (San Juan), o el proyecto de Posco en Salta (USD500 millones). Son de gran impacto en la economía, principalmente en la provincia donde se desarrolla. Tengo varios fundamentos para explicar el porqué la construcción va a crecer muchísimo durante el 2021.

- ¿Qué espera de la actividad económica?

- Las perspectivas son estimaciones sobre la base de dos condiciones, y las dos para mí las veo muy posibles. Una es que se arregle con el Fondo Monetario Internacional, lo cual va por muy buen camino de acuerdo a las noticias que tenemos. Y segundo, que la Argentina entre en un proceso de vacunación que nos haga de alguna manera restablecer las pautas normales. Que esta vacunación se dé, de manera masiva, en enero o febrero.

- Si se logra este objetivo, ¿cuál será su impacto?

- Primero de todo, va a haber una rápida recuperación del empleo. Nuestro sector perdió 130.000 puestos de trabajo por el efecto de la última etapa de Macri y por la pandemia. Nosotros creemos que vamos a volver a la vanguardia y que sólo nuestro sector va a recuperar esos 130 mil puestos de trabajo, con el efecto que eso tiene en la economía. El panorama se va a poder tocar. Este crecimiento no es un número, no es algo subjetivo, sino que es algo que la gente va a tocar, lo va a ver otro porque va a tener mejoras en los ingresos y va a haber un gran incremento en el empleo.

- ¿Puede darse una devaluación, como presionó el mercado en los últimos meses?

- No va a haber una maxi devaluación. Dicho esto, nunca debemos perder el objetivo de que la Argentina tiene que tener un dólar alto. ¿Por qué? Porque la Argentina siempre hace las crisis por la falta de divisas, con lo cual tenemos que tener una política permanente de que el dólar guarde valor alto con relación a los otros valores de la economía.

- ¿Es cierto que existe un éxodo de inversiones?

- Si uno sale un poco de la grieta, donde la mayoría de los comentarios están dirigidos o fundamentados en satisfacer esas situaciones de pensamiento extremo, yo diría que la inversión en Argentina va a ser otro boom. ¿Por qué? Porque la Argentina se ha transformado, para el sector empresario de afuera del país, en uno de los países más económicos y mejores para invertir. Valores del gas, de la electricidad, del transporte y de la mano de obra van a ser los que van a movilizar las decisiones de inversión, y que se dirijan a la Argentina. Esto ya está pasando. El que sabe leer y mira los diarios de economía, no hay día en que no se anuncie una decisión de inversión de alguien que se está radicando en la Argentina o que ya radicado agrega una línea de producción. Yo creo que la inversión va a acompañar un proceso de crecimiento.

- ¿Avanza el proceso para el cambio de la matriz energética?

- Esos procesos tienen que darse lentamente. No podemos pensar de un día para el otro este cambio la matriz. Pero la Argentina, en ese sentido, va en buen camino. Destaco dos cosas en la cual nosotros somos actores principales porque es una de las especialidades de la empresa. En este momento en la Argentina tenemos en marcha cuatro centrales hidroeléctricas y una por salir. Condor Cliff y La Barrancosa, en la provincia de Santa Cruz; Aña Cuá, en la zona de Yacyretá; El Tamboral, en San Juan. Son los cuatro en construcción. Chihuido con la licitación hecha, impacto ambiental hecho y sólo esperando la financiación que, por otra parte, hay una noticia que salió esta semana, que se está avanzando en la estructuración del financiamiento para esa obra. Yo estuve reunido el viernes con los directivos alemanes por ese tema. Y además está como sexta obra, aunque está en una etapa más embrionaria, la que está licitando en la provincia de Mendoza.

- ¿Qué importancia tienen esos proyectos?

- Hay muy pocos países, y diría que no encuentro otro en el mundo, que tenga cinco obras hidroeléctricas de esta dimensión en ejecución. En eso vamos bien. Por otro lado, una de las pocas cosas hizo bien el gobierno de Macri, porque para el sector nuestro fue desastroso, por lo menos puso la semillita para el tema de la generación eólica y fotovoltaica, que ya venía bien de la época Cristina (Fernández de Kirchner) y ahí tuvo un impulso. Es verdad que todo lo que licitó Macri, la mitad no se concretó, pero han quedado en ejecución varios proyectos de creación eólica y fotovoltaica. Sumado todo va dando que en la Argentina el porcentaje de proyectos que no tienen origen fósil para la generación va en incremento. Con lo cual vamos por el buen camino.

- ¿Cuál es el contexto necesario para este desarrollo?

- Siempre es necesaria la ayuda del Estado. Todos estos proyectos requieren que le garantices una tarifa para que se puedan financiar. Y acá viene un riesgo, que quiero destacar y qué pasó en España: tanto que se impulsa el cambio de la matriz para para que no sea de origen fósil, que le tenés que dar un subsidio a la tarifa, dándole una tarifa mayor a los que no son de origen fósiles, que en algún momento el país pierde competitividad. Esto es una balanza y hay que manejarse de una manera muy fina, porque no por impulsar todo este cambio de matriz, tendiendo ambientalmente a la que es mejor, que no nos transforme en ineficientes porque, principalmente la eólica y la fotovoltaica, son un poco más caras en el costo de desarrollo.

- Hay ruidos entre la política y la justicia, ¿qué análisis hace sobre el escenario de negocios en este contexto?

- Nosotros defendemos a la justica, defendemos la independencia de la justicia. No queremos a la política metida en la justicia, pero al revés de lo que se ve en los diarios, nosotros vemos que los que se metieron, los que influenciaron en la justicia y le hicieron un mal, fue el gobierno anterior, quien no ahorró el esfuerzo para meternos a los empresarios en problemas para que ellos obtuvieran alguna ventaja frente a sus adversarios políticos, que en realidad lo veían como enemigos políticos. Yo creo que lo mejor que se puede dar es que la política se meta en la justicia. Y quiero destacar que, a diferencia de lo que está ahora, que lo ven como que la política del gobierno se mete en la justicia, el que se metió fue el gobierno anterior y no ahorró medios para espiar, chantajear, obtener declaraciones y testigos falsos. Lo mejor para el clima de negocios es que la política no se meta con la justicia.

- ¿La presentación de información es completa?

- Hay que saber leer, depurar un poco las informaciones. Se quiso mostrar como que Uruguay era el paraíso para los empresarios argentinos. En todos los grandes países en donde se desarrolla el trabajo, siempre hay algunos empresarios que quieren instalarse en otras jurisdicciones, que como no tienen un desarrollo industrial y ni un aparato del Estado importante, tienen menos requisitos fiscales y son un alivio para para el empresario. Pero viendo en grandes movimientos, hoy si abren la frontera, no hay una avalancha de argentinos yéndose a instalar a Uruguay, sino una avalancha de uruguayos viniendo a la Argentina a comprar, a cargar nafta. Es al revés de lo que estuvimos viviendo.

- ¿Cómo es el clima de negocios?

- Es un clima normal. Nos gustaría que desaparezca la grieta que genera todas estas tensiones. Nos gustaría el triunfo de los moderados y que la Argentina entre en un camino de diálogo, pero tampoco creo que ningún empresario hoy, si tiene la oportunidad de ganar plata, deje de hacer la inversión. Yo lo proyecto dentro de la empresa en la cual yo tengo participación, en donde vemos que hay una oportunidad en el sector de la construcción y ya tenemos programado ingresar durante fin de enero y febrero a 500 personas. Si se dan las condiciones, el empresario va para adelante. Si económicamente están dadas las condiciones, los empresarios van a dar el paso adelante.

Más notas de

Ariel Maciel

La industria voló en enero y sostiene el ritmo de la recuperación

La actividad industrial crecería 2% en el bimestre, según las proyecciones oficiales

Empleo y precios, los ejes del Gabinete económico

Empleo y precios, los ejes del Gabinete económico

Advierten por dabastecimiento de garrafas en el invierno

“Estamos viviendo una situación agobiante por las deudas acumuladas", advirtió Cadigas

"El IFE marcó el verdadero nivel de informalidad en la Argentina"

"El IFE marcó el verdadero nivel de informalidad en la Argentina"

Los empresarios destacaron el plan de recuperación, pero sin expectativas

Los empresarios destacaron el plan de recuperación, pero sin expectativas

La industria ingresó en una "fase de recuperación cíclica"

La industria ingresó en una "fase de recuperación cíclica"

Malestar en la industria por la suba del costo energético

Malestar en la industria por la suba del costo energético

La industria espera tener actividad positiva, pero con escasas inversiones

Aumenta la informalidad en las pymes

La UIA destacó signos de recuperación fabril en el balance 2020

El crecimiento del empleo se dio en sectores que vieron recuperación de la actividad

Industria y construcción: el Gobierno confirmó la continuidad de la reactivación

La producción automotriz es una de las claves de la continuidad de la recuperación fabril