El ex ministro de Economía Nicolás Dujovne afirmó que el acuerdo firmado en 2018 con el FMI fue "correcto y funcionó" y advirtió sobre la "gravedad" de la situación inflacionaria actual.

Mientras avanza la denuncia penal contra Mauricio Macri y sus funcionarios por haber contraído el préstamo de 44.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), presentada en marzo por la Oficina Anticorrupción, Dujovne opinió que el Gobierno tiene que cerrar el acuerdo con el organismo.

El funcionario, que es investigado por administración infiel agravada por ser cometida en perjuicio de la administración pública y malversación de caudales públicos, defendió el acuerdo que se firmó con el FMI durante su gestión al sostener que "no era un programa electoralista".

"Para mí el programa con el FMI sí funcionó. En 2018 cuando se nos cerraron los mercados fuimos al Fondo, porque evitar un default para nosotros era muy importante", señaló Dujovne.

Argumentó que con el acuerdo firmado con el FMI "pudimos reducir el déficit fiscal, pasando de déficit a superávit comercial, y llegar con un riesgo país a las PASO de agosto de 2019 de 850 puntos básicos".

En la denuncia, la Oficina Anticorrupción afirmá sin embargo que la razón del préstamo, el mayor empréstito otorgado por el FMI en su historia, no era otra que ayudar a la reelección presidencial del por entonces presidente Macri.

Oportunidad perdida

Para el ex ministro, sin embargo "esta administración tenía una oportunidad enorme de aprovechar lo que habíamos hecho. El programa no estaba caído e incluso Argentina podría haber ido al FMI cuando empezó la pandemia a pedir el resto del desembolso del programa".

Agregó que fue "el mundo el que decidió apoyar con 50.000 millones de dólares a la Argentina. Fue una decisión sobre un programa apoyado en un país que iba en la dirección correcta, hacia las políticas adecuadas, y el programa que solicitó Argentina y otorgó el organismo fue correcto".

El problema de la inflación

Dujovne, que asumió su cargo como ministro de economía luego de que en 2018 la inflación fuera la más alta desde 1991 y renunció después del mal resultado en las PASO 2019 -seguido de un terremoto en el frente económico, cambiario y bursátil que derivó en una devaluación del 25% del peso y desplome de las acciones y bonos-, dijo que la Argentina "financia todo su déficit con emisión monetaria porque el Gobierno refinancia el 100% de los vencimientos de capital, pero los intereses y el desequilibrio los paga emitiendo".

"El riesgo de que la política fiscal agrave la situación inflacionaria está muy cerca", advirtió.

Sostuvo que "no se puede hacer economía pensando en el mes o trimestre que viene", y criticó al Gobierno al señalar que "uno no llega para ganar elecciones".

Al cuestionar las medidas post electorales que está implementando el actual Gobierno dijo que significan "más emisión, más brecha del dólar y más presión sobre las reservas".

Agregó que la Argentina "sin cambios grandes en la credibilidad de su programa, tendrá que seguir financiándose".

"Si se agrega el desafío que plantea el déficit, no se generan condiciones para que la inflación 2022 del Presupuesto se pueda alcanzar" dijo Dujovne, que pronosticó que "seguramente la inflación 2022 sea más alta a la de 2021", en declaraciones periodísticas.

Consideró que el Gobierno perdió las recientes elecciones PASO "por la falta de un programa consistente y una aceleración inflacionaria entre el final de 2020 y estas elecciones con una tasa anual arriba de 50% y ganándole a los salarios".

Al referirse a la situación fiscal, explicó que "la licuación de la obra pública y las jubilaciones financió el aumento de los subsidios y nada de esto es sostenible en el tiempo".

Añadió que "no es lo mismo bajar el déficit fiscal normalizando el precio de los servicios públicos que licuando los jubilados como hicieron ahora" y sostuvo que las jubilaciones promedio "hoy están 10% abajo en términos reales que en agosto de 2019".