Desde que comenzó la pandemia, en Argentina se perdió el 2,5% de los puestos de trabajo registrados en el sector privado, cifra que contrasta con el retroceso observado en otros países del continente americano.

De acuerdo a las cifras comparativas difundidas por el ministerio de Trabajo en su reporte mensual del empleo formal, los peores datos se observaron en Estados Unidos y Canadá, pese a estar dentro del grupo de las naciones desarrolladas. Así, en el primero la baja fue del 13,8% y aún más en segundo, con un 19,2%. Mientras tanto, en Chile fue del 12,2% y en Brasil del 7,5%.

Los datos surgen de comparar los niveles existentes en febrero, antes de que iniciara la pandemia de coronavirus, con los de mayo.

“Los resultados alcanzados hasta el momento en materia de sostenimiento del empleo asalariado registrado, se relaciona con las características del modelo de relaciones laborales argentino y con el conjunto de políticas implementadas en los últimos meses para enfrentar la crisis causada por la pandemia”, puntualizó el ministerio de Trabajo, en referencia a la prohibición para realizar despidos, y al programa de Apoyo al Trabajo y la Producción (ATP) para ayudar en el pago de salarios.

"Este fenómeno dio lugar a que el empleo registrado moderara la caída durante el período en el que se aplicaron las medidas de aislamiento más restrictivas y las contrataciones se encontraban virtualmente paralizadas, y, luego, a la estabilización del número de asalariados formales cuando se empezó a liberar parte de condicionamientos preventivos establecidos por el aislamiento social y se incrementaron moderadamente las incorporaciones de personal", explicó la cartera en relación al descenso de apenas 0,1% mensual que mostró el sector asalariado en mayo, después de la fuerte contracción de abril.