A pesar de que la producción creció en términos interanuales, el 58% de las empresas metalúrgicas no logró recuperar los niveles de rentabilidad que tenían hace un año y el 2% aún tiene su producción paralizada, luego del parate que les provocó la pandemia por el coronavirus

Así lo reveló el último informe de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina ( Adimra), en el que también destacó que el 47% de las firmas presentaron una mayor necesidad de crédito.

El estudio puntualizó que los principales retrasos en los pagos se dieron en los impuestos durante octubre que mantuvo la tendencia de los relevamientos anteriores, mientras que un 3% de las industrias no pudo "hacer frente al pago de salarios en septiembre"

"Más de la mitad de las empresas metalúrgicas consideran que su situación, en cuanto a rentabilidad e inversiones, es peor que hace un año atrás. Sin embargo, a nivel general el 21% de las empresas consideran que están mejor económicamente. Por otro lado, a nivel sectorial el 52% de las empresas considera que el sector metalúrgico se encuentra en peores condiciones que hace un año", señaló el informe.

Por otra parte, Adimra registró que el 68% de las empresas relevadas tuvo "importantes Dificultades" en la entrega de materia prima en el mercado local. Situación que se vio agravada ya que el 44% todavía enfrenta problemas con el transporte interjurisdiccional, principalmente en las provincias de Mendoza y Santa Fe.

En cuanto a lo laboral, el estudio subrayó que el 9% de los trabajadores sigue bajo un régimen de licencias a pesar de que el procentaje disminuyó respecto de informes anteriores. 

Según Adimra, esto se tradujo en un alto número de empresas que aumentaron su plantilla de personal para "compensar por los trabajadores que no pueden asistir", y en el marco de una "progresiva recuperación de la actividad".

Para la entidad, las expectativas para el próximo año no son las más alentadoras. En este sentido, el 29% de los empresarios consideró que estará en "peores condiciones económicas", mientras que el 36% prevé un panorama negativo para la actividad del sector. Sólo el 21% de los metalúrgicos cree que su empresa estará en "mejores condiciones económicas".