El Ministerio de Economía explicó en la tarde del 22 de abril que la Argentina "decidió valerse de los períodos de gracia", al justificar el no pago de vencimientos de tres bonos por USD500 millones, y ratificó su voluntad de hacerlo.

"La República Argentina ratifica su voluntad de pago aún en el gravísimo contexto internacional que se ha generado producto de la pandemia del Covid-19", señaló un comunicado del Palacio de Hacienda.

"Es en el marco del lanzamiento de esta oferta (de reestructuración de deuda), cuyos términos expiran el 8 de mayo de 2020, que la República decidió valerse de los períodos de gracia contemplados para los servicios de renta de los bonos que hoy no se pagaron", indicó.