Tras el discurso ante Diputados del ministro de Economía, Martín Guzmán, creció la impresión entre los economistas del gobierno en una nueva cesación de pagos de la deuda.

Por su parte, el economista Luis Palma Cané advirtió hoy que Guzmán "dio una clara y evidente señal de que vamos al incumplimiento", ya que pronosticó que no habrá superávit fiscal hasta 2023, el país "no va a pagar absolutamente nada" hasta ese año.

"Según la propuesta que hizo Guzmán la Argentina no está en condiciones de pagar los vencimientos. En ese caso es clara y evidente señal de que vamos a un incumplimiento", enfatizó.

En este mismo contexto, Palma Cané enfatizó que el jefe del Palacio de Hacienda brindó ante los legisladores "un discurso político con varios mensajes: el principal fue que no se puede evitar el déficit fiscal por lo menos hasta 2023".

"Por lo cual, si además de eso suponemos y asumimos que cómo el mercado no nos va a financiar absolutamente nada, es evidente que el mensaje es: no tenemos superávit fiscal hasta el 2023, no tenemos otra fuente de financiamiento, prepárense porque lo que vamos a pedir es no pagar absolutamente nada hasta como mínimo el 2023 '", alertó.

A su criterio, "o hay una prórroga de los vencimientos, o hay que declarar en cesación de pagos. Y sabemos todo lo negativo que puede ser una situación de incumplimiento, que llegar a ser, sería la novena en la historia argentina".

Frente a los contexto económicos que está atravensando la argentina, el economista advirtió  que "se abre una negociación poco amigable para los mercados, sobre todo porque la única manera de pagar es con crecimiento, pero a esta altura del partido no existe ningún plan económico de crecimiento".

No solo aseguró lo que va a pasar según su mirada en el lugar que se encuentra parado el país, sino que también se quejó que "otro tema que tenía mucha atención al mensaje de Guzmán que estaba atrás de todas estas medidas hay un proyecto económico y que está todo pensado. Entonces, ¿por qué no lo pondremos arriba de la mesa?". 

También dijo que el ministro de Economía "insiste en que el FMI es responsable de la crisis de la deuda. Eso no ayuda" para negociar con ese organismo.