Las políticas que contribuyen a cerrar brechas de género representan el 19,5% del crédito primario total vigente en 2020, mientras que casi el total del gasto presupuestario sobre estas políticas (99,7%) corresponde a transferencias directas de dinero vinculadas a asistencia social, como la Asignación Universal por Hijo y Pensiones No Contributivas para madres, además de la moratoria jubilatoria

De acuerdo al último informe de Seguimiento del gasto con impacto en género, que corresponde al tercer trimestre del año, hasta el 30 de septiembre el gasto público etiquetado como Prespuesto con Perspectiva de Género (PPG) alcanza los $1.293.686,2 millones, con lo cual el 19,5% del crédito primario total vigente fue destinado a este tipo de políticas para cerrar brechas entre mujeres, hombres y todas las identidades.

Mientras que en el informe anterior, que abarcaba hasta junio inclusive, se había ejecutado 65,3% del presupuesto para políticas de género, a fines de septiembre ese porcentaje sólo ascendió a 71,2%, ya que de $1.020.253,4 millones se gastaron $726.043,8 millones.

"La mayor parte del gasto vinculado con las políticas de género corresponde a las Prestaciones Previsionales por Moratoria Previsional, a la Asignación Universal para Protección Social (AUH) y a las Pensiones No Contributivas a Madres de 7 o más hijos. Por este motivo, y dada la naturaleza de estos programas, el gasto se concentra mayormente en transferencias corrientes", indica el documento. De hecho, las transferencias representan el 99,7% del gasto total de políticas con perspectiva de género.

Entre las áreas que contienen políticas etiquetadas como PPG, el Ministerio de Desarrollo Social ya ejecutó el 92,2% de su presupuesto, el Ministerio de Economía el 85,3%, y el Ministerio de Salud el 81,9%. Hasta septiembre, el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad había ejecutado sólo el 39,2%, detalló el informe elaborado por la Oficina Nacional de Presupuesto del  Ministerio de Economía y la Dirección Nacional de Coordinación del Presupuesto Nacional de la Jefatura de Gabinete de Ministros.

De acuerdo a la clasificación presupuestaria por objeto del gasto, al 30 de septiembre el mayor gasto corresponde a Transferencias, con $1.016.747,5 millones asignados y $723.675,1 millones ejecutados, y representan el 99,7% del gasto vinculado a políticas de género.

El informe destaca el "esfuerzo presupuestario" del Gobierno destinado a "políticas que contribuyen a contener las brechas de género" durante un año atravesado por "un contexto de pandemia, en el cual la situación económica y social se agravó sensiblemente" y sobre el cual "las mujeres padecieron particularmente este agravamiento".

El impacto de la pandemia sobre las mujeres se debe a que "cargan con la mayor parte de las tareas domésticas y de cuidados no remuneradas y, además, se insertan en el mercado laboral en condiciones marcadamente desfavorables respecto a sus pares varones", sostiene el documento.