Durante febrero, el BCRA apretó el acelerador de la política monetaria expansiva. La emisión monetaria durante el mes ya empardó los altos niveles de noviembre y diciembre y alcanzó los $248.517 millones. El martes, el Central informó el envío de un nuevo adelanto transitorio al Tesoro por $27.000 millones. De todas formas, el grueso de la emisión monetaria del mes ocurrió por el canal bancario.

Efectivamente, la novedad de ayer fue el adelanto transitorio por $27.000 millones que el Central le envió al Tesoro el jueves 13 de febrero. Continuó de esa forma el financiamiento del BCRA al Ejecutivo. Fue el segundo envío del 2020 y el más alto en lo que va del año, ya que el anterior fue por $20.000 millones.

Aun así, lo dicho: el grueso de la utilización de la "maquinita" ocurrió por la vía bancaria. El Central continuó desarmando Pases y Leliq y expandió por $201.693 millones a través de ese canal. Desde el Gobierno insisten en que es necesario reactivar el crédito para que las empresas lleguen a fin de mes y paguen, por ejemplo, los sueldos de sus empleados. Con una restricción fiscal importante, generada por la renegociación de la deuda, la necesidad de pesos de la economía, alimentada por una inflación todavía alta, intenta ser saciada por el lado bancario.

El director de Macroview, Pablo Goldín, dijo a BAE Negocios: "Al tener instalado y fuerte un control de cambios, hay un instrumento muy poderoso de corto plazo para emitir moneda, cosa que hasta hace unos meses prácticamente no se hacía. Hay tres conductos posibles: la compra de dólares, el financiamiento al Gobierno y el bancario, ir desactivando la cápsula en el crédito que generaron las Leliq".

En ese sentido, los dos últimos instrumentos fueron utilizados en forma expansiva. La asistencia al Tesoro emitió $47.000 millones y el desarme de pasivos remunerados $201.693 millones. La política cambiaria, por el contrario, absorbió: las ventas de dólares del BCRA, que buscan moderar el actual atraso cambiario, quitaron $20.720 millones de la base monetaria.

La actual gestión del Central se diferencia cada vez más, en términos de visión, respecto a la de Cambiemos. El presidente del BCRA, Miguel Ángel Pesce, retomó un objetivo de política monetaria que la gestión anterior había dejado en segundo plano: reactivar la producción y el empleo. Con restricciones fiscales importantes, en febrero se exacerbó el intento por reflotar un crédito bancario que sigue virtualmente desaparecido. Con todo, desde el Gobierno esperan que los préstamos repunten en forma lenta.

El gran miedo de los economistas más emparentados con la ortodoxia es que la emisión se vaya a precios. En un contexto de recesión y cepo, eso se materializaría si los pesos se van a los dólares paralelos; que se agranden las brechas. Si bien su impacto inflacionario no sería similar al de una devaluación del oficial, de todas formas podría generar traslados.

En ese sentido, en noviembre y diciembre ya se había registrado una fuerte expansión, de $508.138 millones, que los alarmó. El peligro de que el Central "se comiera la curva de febrero", cuando la demanda de pesos baja por razones estacionales, tuvo como respuesta una absorción monetaria de $186.510 millones.

En febrero, lejos de seguir pisando el freno, Pesce aceleró para intentar movilizar al crédito y desactivar las Leliq. La tasa de interés de política monetaria bajó desde 63% hasta 44% desde el 10 de diciembre. La expectativa es una recuperación lenta, que estaría centrada en los préstamos de corto plazo, como los descuentos de cheques, más enfocados en financiar capital de trabajo que inversión productiva.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

La baja del consumo es lo que más afecta a las fábricas

La baja del consumo es lo que más afecta a las fábricas

El salario cayó 4,8% real durante la pandemia

El salario cayó 4,8% real durante la pandemia

El Central tentó a los ahorristas y los plazos fijos crecieron 9,7% real

El Central tentó a los ahorristas y los  plazos fijos crecieron 9,7% real

El stock de Leliq trepó 29,1% real durante junio

El stock de Leliq trepó 29,1% real durante junio

Con el freno de mano del consumo puesto, la industria rebotó 9%

Con el freno de mano del consumo puesto, la industria rebotó 9%

En junio siguió firme el apalancamiento empresario

En junio siguió firme el apalancamiento empresario

La city y un escenario sombrío

La city y un escenario sombrío

La táctica del BCRA para acortar la brecha

La táctica del BCRA para acortar la brecha

La tasa de inversión cae a niveles del 2002 

La tasa de inversión cae a niveles del 2002 

La recaudación tributaria de junio cayó 15,4% real

La recaudación tributaria de junio cayó 15,4% real