Las medidas de alivio financiero implementadas por el Banco Central propiciaron un "récord histórico" de otorgamiento de créditos para el sistema financiero que auxilió hasta el momento a 113.618 empresas y 151.443 individuos, de acuerdo con el Informe de Política Monetaria correspondiente a los primeros meses de este año. 

"Al cierre de este informe, los montos aprobados y en proceso de aprobación a Mipymes y a prestadoras de servicios de salud ascendían a $223.280 millones y los desembolsos por $183.870 millones alcanzaban a 113.618 empresas", destaca el Informe difundido hoy.

Por otra parte, el organismo anticipó que habrá un ajuste en la liquidez, tras su gran aumento en estos últimos meses, una vez que la pandemia haya pasado: "La gestión de la política monetaria en la emergencia requerirá de una importante expansión de la liquidez. Una vez superada la pandemia, el BCRA hará todos los ajustes en la liquidez que sean necesarios para sostener la recuperación y normalizar la liquidez", señala el informe.

"A tal fin se debe tener en cuenta que el crecimiento de la demanda de dinero que trae aparejada la recuperación económica contribuirá a absorber una importante porción de los recursos volcados al mercado", destaca el paper de la entidad monetaria.

Además, el informe destaca que los créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos alcanzaron ya "a 151.443 individuos por un monto total de $19.890 millones", a dos semanas de su puesta en vigencia.

En este sentido, el documento que difunde mensualmente el BCRA destaca que la política monetaria que implementó el organismo logró "amortiguar las consecuencias en el nivel de actividad económica generada por la crisis sanitaria de la Covid 19, a través de la utilización de instrumentos que facilitaron el acceso al crédito y redujeron su costo para aliviar la situación financiera de empresas y familias, al tiempo que se implementaron medidas para proteger el ahorro en pesos de los hogares".

"Dentro de la primera fase, el Gobierno Nacional se abocó a evitar una disrupción de los ingresos de los hogares, asistir a las empresas para preservar el empleo y garantizar el abastecimiento y el normal funcionamiento de los servicios esenciales, junto con el fortalecimiento del gasto público en salud", señala el Informe.

En cuanto a las medidas orientadas a la protección de los ahorristas, el paper afirma que "una tasa de interés mínima para los plazos fijos, en un nivel de 70% de la tasa de Leliq (equivalente a 30,1% en términos efectivos anuales) y los plazos fijos UVA precancelables, garantizan una tasa de remuneración positiva en términos reales".

"A tal fin se debe tener en cuenta que el crecimiento de la demanda de dinero que trae aparejada la recuperación económica contribuirá a absorber una importante porción de los recursos volcados al mercado", concluye el Informe del BCRA.