Desde que realizó el último ajuste al cepo en el oficial y en el paralelo, el BCRA logró recuperar el 34,7% de las divisas que perdió en el MULC desde fines de agosto. Y achicó en 33% las compras que efectuó en el financiero. Así, con el 6 de octubre como bisagra, pasó de ventas semanales por USD630 millones a compras por USD400 millones, sumando ambos mercados. Entre analistas coinciden en que la búsqueda es de corto plazo, para llegar a la cosecha fina, y que no soluciona el problema de la brecha, que es la que genera presiones cambiarias y que siguió creciendo en la última semana.

Desde el 6 de octubre, el BCRA logró comprar divisas por USD530 millones en el mercado oficial. Si se toma desde el 26 de agosto, cuando empezó a crecer la demanda y caer la oferta, y la autoridad monetaria tuvo que empezar a vender dólares en forma sostenida por primera vez en el año, hasta el día previo a la nuevas regulaciones, la pérdida de reservas había llegado a ser de USD1.527 millones. Así, cambió el signo de las operaciones y el Central aprovechó para recuperar el 34,7% de lo perdido.

En el paralelo, según la consultora Equilibra la cuenta bajó de USD30 millones diarios a apenas algo menos de USD20 millones. Es decir, de USD210 millones, cada siete días, a USD140 millones. Una reducción de un tercio. Señalaron: “Según nuestras estimaciones la intervención oficial en el mercado de bonos se habría reducido desde un promedio de USD30 millones diarios a poco menos de USD20 milones con la vigencia de las regulaciones de la CNV del pasado 6 de octubre. El resultado inmediato de las nuevas regulaciones sobre las reservas internacionales fue positivo”.

Las reservas netas se ubican así en USD4.800 millones, según la consultora Equilibra, y en USD5.400 millones, según LCG. Las brutas lograron volver a perforar hacia arriba la línea de los USD43.000 millones. Aunque desde ABC Mercados destacaron que la dinámica de recuperación de reservas encontró un tope en la jornada del viernes, ya que volvió a subir el nivel de importaciones: “Comienza lentamente a normalizarse el pago de importaciones de los que logran mantenerse en el nuevo encuadre. De esta manera, oferta y demanda estuvo más equilibrada y la entidad monetaria solo habría adquirido unos USD30 millones, menos de un tercio de lo que venía comprando en los días previos”.

El operador de cambios de PR, Gustavo Quintana, agregó: “Según estimaciones oficiales, la perspectiva para la segunda quincena es de menor ingreso de divisas y mayor egreso por cuestiones estacionales en la demanda”.

Desde Equilibra explicaron que la propia naturaleza de la medida es de corto plazo: “Las medidas no resuelven ningún problema de fondo, sino que permiten ganar tiempo a la espera de la liquidación de la cosecha fina hacia fin de año y principios de 2022. En particular, las limitaciones sobre los pagos de anticipos de importaciones difícilmente puedan sostenerse en el tiempo porque frenan el comercio exterior. En la práctica, implicó la suspensión de ventas por parte de algunas compañías, debido a la incertidumbre generada por la incapacidad de asegurar la recomposición de stock de productos importados”.

Para el director del Área Macroeconomía de la consultora PxQ, Emmanuel Álvarez Agis, de hecho, las medidas van en detrimento de la solución del problema, ya que lejos de incentivar la oferta, paso fundamental para poder aflojar la regulación y la cotización del paralelo, reprimen la demanda. Frente a la pregunta que generó la inflación de 3,5% en septiembre, acerca de si el tipo de cambio no tendrá que ajustar más rápido para no atrasarse, Álvarez Agis afirma que nada impide pensar en una devaluación del oficial y una persistencia de la brecha.

El peor de los mundos y con más impacto inflacionario. Cabe recordar, en ese sentido, que lo que buscó el BCRA al frenar el crawling peg y llevarlo al 1% mensual fue frenar la espiralización que habia generado el salto inflacionario del cierre del 2020 y el ajuste del dólar al mismo ritmo. Para Álvarez Agis hay que “apreciar el paralelo”.

Afirmó: “Un salto cambiario o una aceleración gradual de la devaluación podrían convivir con el mismo nivel de brecha que el actual, con los problemas que esto implica sobre la dinámica de las reservas. La caída de reservas actual no tiene que ver con el nivel del tipo de cambio real, sino con la amplitud de la brecha. Es decir, la discusión de si el tipo de cambio oficial está barato o caro resulta irrelevante mientras la brecha siga alta”.

Si bien el BCRA logró su objetivo de recuperar el nivel de reservas en forma pacial, y mantuvo el ritmo del crawling peg, el de bajar la cotización del paralelo “aun está pendiente”, tal como señalaron desde Equilibra.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El mercado proyecta que la economía crecerá más que con Cambiemos

El mercado proyecta que la economía crecerá más que con Cambiemos

El empleo registrado ya superó el nivel prepandemia traccionado por monotributistas

El empleo registrado ya superó el nivel prepandemia traccionado por monotributistas

Caen los plazos fijos en pesos y suman presión al dólar

Caen los plazos fijos en pesos y suman presión al dólar

El IVA dio señales positivas sobre el consumo

El IVA dio señales positivas sobre el consumo

Los pagos al FMI y unas reservas que no llegan al otoño

Los pagos al FMI y unas reservas que no llegan al otoño

La actividad alcanzó su quinto mes consecutivo de recuperación

La actividad alcanzó su quinto mes consecutivo de recuperación

El tope a importaciones devolvió el superávit de cuenta corriente

El tope a importaciones devolvió el superávit de cuenta corriente

En lo que va de noviembre, el Tesoro logró financiarse con más deuda que emisión

En lo que va de noviembre, el Tesoro logró financiarse con más deuda que emisión

Ajuste: el gasto en jubilaciones cae 6,4% real en 2021

Ajuste: el gasto en jubilaciones cae 6,4% real en 2021

Los controles afectaron a las importaciones de consumo

Los controles afectaron a las importaciones de consumo