Tal lo adelantado, los plazos fijos reaccionaron a la suba de tasa del BCRA y crecieron 9,7% real en junio, según los datos publicados ayer por el Central en el último Informe Monetario Mensual. El intento de la autoridad monetaria de ofrecer un instrumento en pesos tentador, y así evitar una mayor presión por parte de los ahorristas sobre los dólares oficial y paralelos, mostró resultados durante el mes pasado.

Los plazos fijos hoy en Argentina tienen un piso obligatorio de 30,02% desde que el BCRA impuso a las entidades financieras la normativa que exigió una remuneración equivalente al 79% del valor de las Leliq. En los hechos, las entidades siguen ofreciendo tasas de plazos fijos situadas exactamente en esos niveles.

La estrategia del BCRA viene conjugando controles cambiarios cada vez más fuertes, con una lenta devaluación, que en junio aceleró levemente y así logró achicar la brecha con el dólar paralelo, y con subas de tasas. El 30% que ofrecen por los plazos fijos hoy las entidades bancarias equivale a un 2,5% mensual, lo que se viene manteniendo hace tres meses por arriba de la inflación. En junio, la devaluación del oficial fue levemente por encima pero en mayo fue por debajo.

Así, mientras a los dólares paralelos se les agregó algo de riesgo al obligar a permanecer estacionado entre la compra y la venta, tal la normativa de la CNV, a lo que se suma una inhibición de 90 días para acceder al MULC, la política de tasas le sumó algo de atractivo a quedarse en pesos.

Desde el Central afirmaron: “Las medidas adoptadas por el BCRA para incentivar el ahorro en pesos, estableciendo tasas mínimas de interés, se plasmaron en un sostenido crecimiento de los depósitos a plazo, que resultó más marcado desde mediados de mayo, cuando la retribución mínima comenzó a regir también para las personas jurídicas. Al descomponer el saldo por estrato de monto, se comprueba que el impulso provino, principalmente, de las colocaciones de más de $1 millón”.

Y además agregaron: “De este modo, los depósitos a plazo completaron un aumento nominal promedio mensual de 11,9%, (9,7% en términos reales), uno de los más elevados de los últimos años. En términos del PIB, estas colocaciones representaron 6,7%, acumulando un aumento de 1,9 puntos porcentuales en el primer semestre del año. Dicho ratio se encontró entre los más altos de la serie, cercano a los máximos observados a principios de 2016 y de 2019”.

De esta forma el BCRA intenta moderar la salida a dólares de la emisión monetaria récord que viene realizando para financiar al Tesoro en plena pandemia: con ese fin, se imprimieron $1,07 billones entre el 19 de marzo y hoy. El M3, agregado monetario que incluye a los plazos fijos, creció 78,6% interanual. El M2, que los deja afuera y sólo cuenta el circulante y los depósitos transaccionales, trepó 101,3%. Récord histórico que muestra cierta preferencia por la liquidez en épocas de incertidumbre. Pero ambos creciendo en forma extraordinaria.

Esa dinámica se modificó en junio, de la mano de las nuevas tasas de los plazos fijos, que saltaron de 26% a 30% a principios de ese mes. El Informe Monetario detalló: “En junio, el agregado amplio M3 privado, ajustado por estacionalidad, presentó un aumento promedio mensual de 6,1% en términos nominales, lo que equivale a un crecimiento real de 4%2. De este modo, continuó moderando su ritmo de expansión, luego del fuerte crecimiento observado en abril. Entre sus componentes, se destacaron los depósitos a plazo, que luego de varios meses de presentar variaciones acotadas, explicaron la mayor parte del aumento del mes. El M2 privado moderó su ritmo de expansión, presentando un aumento promedio mensual de 3,9% en términos nominales y 1,8% a precios constantes”.

¿Cuánto paga cada banco por plazos fijos hoy?

Las entidades financieras ya llevan más de un mes adecuadas a las nuevas exigencias de tasa y se mantienen firmes en el 30,02% de piso impuesto por la autoridad monetaria. Con una inflación esperada de 1,9% para julio, el 2,5% mensual que ofrecen sigue siendo real. La pregunta es qué ocurrirá hacia delante, cuando en el horizonte aparecen señales de una nueva aceleración inflacionaria.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El mercado ya proyecta una inflación inferior al 40% en el 2020

El mercado ya proyecta una inflación inferior al 40% en el 2020

Pese a la fuga, los plazos fijos compitieron y treparon 4,7%

Pese a la fuga, los plazos fijos compitieron y treparon 4,7%

En julio el BCRA desarmó Leliq y fue un mes de fuerte emisión

En julio el BCRA desarmó Leliq y fue un mes de fuerte emisión

Pese al acuerdo por la deuda, el BCRA siguió vendiendo dólares

Pese al acuerdo por la deuda, el BCRA siguió vendiendo dólares

La inflación de julio permaneció apenas por encima del 2%

La inflación de julio permaneció apenas por encima del 2%

La industria comienza a esbozar un rebote en V pero sigue 13% debajo de la prepandemia

La industria comienza a esbozar un rebote en V

Indec publicará hoy un nuevo capítulo del rebote industrial

Indec publicará hoy un nuevo capítulo del rebote industrial

En medio de los festejos, la recaudación dio un nuevo cachetazo

En medio de los festejos, la recaudación dio un nuevo cachetazo

La recaudación tributaria cayó 12,9% real en julio

La recaudación tributaria cayó 12,9% real en julio

El acuerdo no reactiva pero elimina escenarios apocalípticos

El acuerdo no reactiva pero elimina escenarios apocalípticos