El Estado cubrirá una parte de los sueldos de trabajadores privados a partir de mayo ante las dificultades que tienen las Pymes para acceder a través de los bancos a los créditos impulsados por el Banco Central para ayudarlas a sostenerse, en medio de la crisis que provocó la pandemia de coronavirus.

De esta forma, el Estado se hará cargo de una proporción de los salarios de abril para aliviar la situación de las empresas ante la parálisis económica que se vive por la cuarentena obligatoria, según confirmó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

El funcionario adelantó que el Gobierno trabaja en una ampliación del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). "Se está pensando ya en cubrir de manera directa parte de los salarios del sector privado. Se van a generar herramientas", aseguró en diálogo con el canal América.

La medida se puso sobre la mesa de trabajo al observar las complicaciones que tienen las empresas para acceder a los créditos bancarios con tasa del 24%, que tienen garantía del Estado nacional y están destinados a pagar los sueldos de los empleados, afirmó el ministro.

"Yo diría que el acceso al crédito de las Pymes es muy parcial, efectivamente. Hicimos un esfuerzo muy grande desde el Gobierno, pero es parcial", remarcó el titular de la cartera productiva, quien a su vez cuestionó a "algunos bancos" por poner trabas.

Kulfas destacó que las entidades financieras públicas hoy están trabajando muy bien y se han comenzado a sumar bancos privados, aunque algunos de ellos siguen poniendo "excusas para no prestar" dinero a las empresas.

"Los recursos del Fondo de Garantías ya están depositados. La garantía del Estado Argentino está depositada. Si alguna Pyme no pudiera pagar y hubiera que refinanciar, el Estado va a estar cubriendo esa situación", remarcó el funcionario.

En este marco, lamentó que "hay bancos que directamente les dicen a las Pymes que no tienen estas líneas (garantizadas) disponibles o les piden los balances de los últimos dos años certificados, lo cual es de imposible cumplimiento hoy".


El ministro indicó que se pensó en ampliar el ATP porque "una cosa era pensar herramientas para una cuarentena de 15 o 20 días" y otra es diagramar la situación con el aislamiento más extenso. "Ya pensamos en todo abril; por eso estamos trabajando para que a principios de mayo haya recursos para sostener el trabajo y la producción".

"Por eso estamos trabajando con el ministro de Economía y la AFIP para generar los mecanismos adecuados para que a principios de mayo haya recursos en las cuentas de los trabajadores", dijo el funcionario.

Las nuevas medidas incluirían además reducción y diferimiento de impuestos, y para ayudar a los trabajadores a paliar esta situación de crisis y parate de la actividad, también adelantó que junto al gabinete económico se está estudiando la posibilidad de incluir a los monotributistas de las categorías C y D en el Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE).

"Efectivamente, hay un sector importante de autónomos y monotributistas que están padeciendo la crisis, profesionales que no pueden abrir sus oficinas y consultorios, que facturan cero o muy poco, y para los cuales preparamos herramientas que vamos a comunicar en los próximos días", aseguró Kulfas.