El Fondo Monetario Internacional ( FMI) entregó sus previsiones de crecimiento para los principales 40 países del mundo y en el caso de la Argentina, las expectativas se redujeron de 4,9 a 4,5 en 2021, por lo que el aumento del Producto Bruto Interno (PBI) será más acotado durante los próximos dos años.

En una base de datos más extensa de la actualización del World Economic Outlook (WEO) el FMI estimó que el Producto Bruto Interno (PBI) argentino se redujo 10,4% el año pasado durante la pandemia de coronavirus y los cierres que produjo la cuarentena a partir de marzo en el país.

La fuerza con que se produzca una segunda ola de contagios marcará si las proyecciones son acertadas ya que cómo se ve en Europa, sin vacunas y en temporada invernal los afectados por el virus recrudecen y los cierres se vuelven una norma para combatir la pandemia.

Los niveles de recuperación no alcanzan a mitigar los efectos que produjo en las economías el virus que mantiene sus altos niveles de afectación a nivel global. Esta situación se da en la mayoría de los países relevados por el organismo multilateral.

Una de las excepciones son China y los Estados Unidos, que crecerán 8,1% y 5,1% en 2021, revirtiendo y también superando el impacto negativo de la pandemia en 2020. El país asiatico por la rapidez para contener los brotes y el norteamericano impulsado por el cambio en la presidencia y la asunción de Joe Biden.

El Fondo publica su informe estrella de proyecciones WEO completo para todas las economías unas dos veces al año, en octubre y en abril; y la publicación coincide con la Asamblea Anual Conjunta de Primavera y Anual del FMI y el Banco Mundial. Esta publicación de Enero es una ampliación que corrige las expectativas del FMI.