Fuentes cercanas al Fondo Monetario Internacional ( FMI) desmintieron que el presidente Alberto Fernández haya dialogado con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva. "Comunicaremos cuando esto suceda", aseguraron. 

Una versión sugirió que el mandatario se habría comunicado con la directora del Fondo a raíz del desembarco de Sergio Massa en el nuevo "superministerio" de Economía, Producción y Agricultura, en reemplazo de Silvina Batakis. Sin embargo, desde el organismo multilateral rechazaron que eso haya sucedido. 

"El presidente Alberto Fernández no se ha comunicado recientemente con la Directora Gerente", desmintió una portavoz a BAE Negocios. 

Por su parte, Georgieva había recibido a Batakis en la sede del FMI de Washington el lunes pasado, con el objetivo de conocerla y evaluar una flexibilización en las metas fiscales de Argentina. De hecho, la titular del organismo internacional había postergado sus vacaciones para poder encontrarse con la ministra saliente, que estuvo en el cargo menos de un mes.

Ahora, Batakis fue oficializada como presidenta del Banco Nación, lo que implicó el sorpresivo despido de Eduardo Hecker.

Una semana compleja

Batakis realizó esta semana una gira por Washington para dialogar no sólo con el FMI sino también con el Tesoro de Estados Unidos, inversores y empresarios. Buscó llevar calma y acercarse a Wall Street, con promesas de mejoras en el déficit fiscal.

Sin embargo, no tuvo tiempo de llevar adelante las medidas que tenía planificadas: su salida se vio precipitada cuando el jueves por la noche —cuando ella estaba en pleno vuelo a Buenos Aires, tras problemas con la aerolínea que demoraron su regreso— comenzaron a circular versiones sobre que Massa sería el nuevo ministro de Economía.

La ministra saliente llegó a la Argentina el jueves por la mañana, y tras una extensa reunión con el Presidente, se definió su salida del Palacio de Hacienda y su traslado al Banco Nación. Por la tarde se confirmó el ascenso de Massa, que podrá asumir recién cuando se defina su reemplazo en la Cámara de Diputados.