Con el objetivo de sostener el empleo en el país, el Gobierno Nacional aprobó el desembolso de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo ( BID) por una suma total de USD 500 millones que será destinado a micro, pequeñas y medianas empresas.

El acuerdo se produce en el marco del Reglamento del Programa Global de Crédito para la Reactivación del Sector Productivo, financiado por la institución internacional para poder asistir a los estados frente a la crisis mundial que generó la pandemia de Covid-19.

El texto de la Resolución 641/2020 firmada por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, precisa que el objetivo general de esta reformulación es apoyar la sostenibilidad de las Pymes como principal foco del empleo en el país.

Este programa tiene como metas específicas el apoyo financiero de corto plazo y la promoción de la recuperación económica a través del acceso al financiamiento productivo para ayudar a sobrellevar la crisis.

El prestamo se da luego de la asunción de Mauricio Clever-Carone, candidato de los Estados Unidos, frete al BID en octubre. Es la primera vez que alguien propuesto desde la Casa Blanca alcanza la presidencia de este organismo.