Dos datos ocurrieron casi en paralelo durante enero. Por un lado, el Tesoro logró cubrir todos los vencimientos de deuda en Letras y además obtuvo financiamiento extra, para cubrir el déficit, por $33.000 millones. Por el otro, el BCRA sufrió un desarme de Leliq y Pases de $138.944 millones, el más alto desde marzo del 2020. En eso colaboró la resistencia a subir la tasa y el impuesto a los Ingresos Brutos que aplicó el Gobierno de la CABA sobre los pasivos remunerados del Central. Es decir que buena parte de lo conseguido por la Secretaría de Finanzas no significó un ahorro de emisión monetaria.

El plan oficial para el 2021 es obtener roll over total de la deuda en pesos y financiar alrededor del 40% del déficit primario con colocaciones de Letras. El resto del rojo lo seguirá financiando el BCRA con envíos al Tesoro a través de los Adelantos transitorios y las Transferencias de utilidades. Ese roll over de 140% en enero fue de apenas 114,8%, ya que con vencimientos por $223.543 millones se obtuvieron $33.000 millones extra.

Por otro lado, del total obtenido en el mercado por Finanzas, una buena parte fue inicialmente emitido por el BCRA a lo largo del mes, vía el desarme de Leliq y Pases que iniciaron los bancos luego de la gravamen de Ingresos Brutos sobre esos instrumentos de política monetaria. En total, desarmaron $138.944 millones. Es decir, son pesos que, aunque no fueron a través de los envíos directos de la autoridad monetaria al gobierno, se emitieron y fueron a parar al Tesoro. Se trata de una parte del total captado por el Tesoro pero supera por mucho al número neto de $33.000 millones.

Lo explicó el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez: “Lo ideal para Finanzas sería financiarse sin que el BCRA tenga expansión. Que sea demanda genuina, que los pesos, que hay muchos, le fluyan naturalmente y no porque hay un desarme por el impuesto del Gobierno de la Ciudad. Los bancos desarmaron pasivos remunerados en el balance del BCRA. Es plata que el Central no emitió por decision, pero hubo expansión. Al final de la historia hay emisión. No decidida, pero dada la tasa, y que no la subió, los bancos decidieron desarmarlos”.

El economista de la consultora Empiria Juan Ignacio Paolicchi agregó: “El cambio de Ingresos Brutos baja el rendimiento de la Leliq y Pases y eso hace que los bancos se vayan a rendimientos cortos del Tesoro. El efecto es similar a que el déficit se financie con emisión monetaria, porque lo que se absorbió de liquidez en su momento se está inyectando a través de financiamiento neto”.

El BCRA usó durante el 2020 a los pasivos remunerados para extraer el excedente de liquidez emitido durante la pandemia, impresión de billetes que llegó a batir el récord histórico y que fue de $2 billones a lo largo del año pasado. Descontando los intereses que devengaron tanto Leliq como Pases, en paralelo se absorbió algo menos de la mitad. Ahora, el desarme de esos pasivos remunerados es captado por el Tesoro.

Además, Paolicchi destacó: “No fue tan buena la licitación. Vencían $195.000 millones y se obtuvieron $199.947 millones, apenas $4.000 millones más. Es un ratio de roll over por debajo del que el Gobierno pretende en el Presupuesto. Es buena noticia pero no tanto porque no llegaron al target”.

El efecto de alivio al dólar es transitorio

El director de Eco Go, Federico Furiase, señaló: “Hay que tener en cuenta que para un banco la liquidez de una letra del Tesoro no es la misma que una del BCRA, que es más líquida y por eso va a seguir jugando. Pero, por otro lado, con una TNA de 38-39%, cepo cambiario, represión financiera y expectativas de que el dólar va a ser ancla este año junto con las tarifas, no creo que Finanzas tenga problemas para colocar deuda. Y eso le puede bajar la presión al BCRA para subir la tasa con fuerza”.

Y agregó: “Hubo bastante de que los bancos desarmaron pases. Creo que, además de temas regulación y encajes, se pudieron haber guardado caja para ir al Tesoro para eludir el impuesto que aplicó la Ciudad. Obviamente no es absorción de pesos. Viene de un desarme de Pases y Leliq. Esos pesos transitoriamente van a estar en Letras y eso puede moderar la presión sobre los dólares paralelos, el CCL y el MEP, pero después se pueden usar para financiar déficit. Es transitorio el efecto”.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

Plazos fijos indexados aceleran su crecimiento en febrero

La tasa de los plazos fijos tradicionales viene perdiendo con la inflación y los activos indexados no paran de crecer

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Ancla cambiaria: el Banco Central ralentiza la devaluación y perforará el piso en febrero

El atraso cambiario del oficial podría tener consecuencias en los dólares paralelos

Hacienda publicará superávit primario durante enero

El menor déficit público mejoró las cuentas y le permitió al BCRA aflojar con la maquinita y la emisión

Precios: el primer bimestre más inflacionario desde 2016

El precio del dólar será la principal estrategia oficial para calmar la dinámica nominal

Los precios mayoristas no paran de crecer: 5,6% en enero

Los precios mayoristas no paran de crecer: 5,6% en enero

La pobreza volvió a crecer durante enero

La pobreza volvió a crecer durante enero

Año de elecciones: la obra pública se cuadruplicó en enero

Año de elecciones: la obra pública se cuadruplicó en enero