El Gobierno nacional comunicó su intención de oferta final de canje de deuda externa por USD66.200 millones ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos, la Securities Exchange Commission (SEC), según consta en los registros del organismo norteamericano.

Enfocado en lograr la adhesión de los grupos de bonistas más hostiles, el equipo económico de Martín Guzmán presentó una nueva propuesta que tendrá el valor de USD53,5 por cada USD100 de valor nominal y estará abierta hasta las 17 (hora de Nueva York) del 4 de agosto.

La nueva oferta implica una mejora para los bonistas y le otorga mayores ventajas a los primeros que se decidan a aceptarla, quienes podrían comenzar a cobrar en septiembre de 2021.

Los fondos Fintech, Gramercy y Oaktree ya manifestaron su voluntad de ingresar en el canje mientras que el Comité de Acreedores de Argentina (ACC) aún debe aceptar pero se estima una respuesta positiva ya que la distancia con su última contraoferta es de sólo USD1.

Durante el mes restante, el Ejecutivo buscará traccionar a los grupos Ad Hoc, que representa a BlackRock y sus aliados; y Exchange quienes ya rechazaron una oferta previa parecida y amenazaron con un lock up. Pero el Gobierno intentará de todos modos romper esas alianzas y conseguir adhesiones individuales.

Nota en desarrollo