El Gobierno concretó finalmente la intervención de Vicentin, después del intento fallido del martes, cuando las autoridades no pudieron ingresar a las oficinas de la agroexportadora en la localidad santafesina de Avellaneda.

Mientras se espera para esta tarde la reunión entre el presidente Alberto Fernández y el CEO de la empresa, Sergio Nardinelli, el subinterventor Luciano Zarich logró entrar a la sede administrativa de la firma junto al escribano oficial Carlos Gaitán y directivos de la compañía.