El Gobierno creó Argentina Hace, un Plan Nacional de Obras Públicas apuntado a reactivar las economías regionales, motorizar proyectos a través de cooperativas y organizaciones locales. En este marco, uno de los objetivos centrales y más novedosos es que generará puestos de trabajo que se cubrirán con un régimen de paridad de género.

A través de la resolución 12/2020, el Ministerio de Obras Públicas precisó que Argentina Hace consiste, a partir del financiamiento de obras y servicios públicos, en la "reactivación de las economías locales, asociadas al sector de la construcción y rubros afines, la generación de mano de obra intensiva y la consolidación local y regional".

Los gastos que demande el plan serán cubiertos con las partidas presupuestarias que se asignen en cada convenio específico, y las obras deberán ejecutarse en un plazo no mayor a 180 días, según se especificó en la medida publicada hoy en el Boletín Oficial con la firma del ministro Gabriel Katopodis.

Los proyectos tendrán que realizarse a través de diversas entidades de la comunidad en cada provincia o municipio, y que se encuentren legalmente constituidas: cooperativas, organizaciones sociales, trabajadores de la economía popular y micro, pequeñas y medianas empresas radicadas prioritariamente en cada zona de intervención. En situaciones especiales podrán encararse las obras por administración, siempre que ello implique la contratación de nueva mano de obra.

El objetivo central de Argentina Hace será reestablecer las obras y construcciones en todo el territorio nacional como motor del desarrollo, así como garantizar derechos al mejorar el nivel de empleo, la distribución de los ingresos y el acceso a servicios urbanos e infraestructura social básica.

El plan se desarrollará con financiamiento nacional y se ejecutará a través de las provincias y los municipios cuyos proyectos resulten aprobados.

El programa propone una "acción inmediata con obras de corto plazo de ejecución, generando un fuerte impacto en las economías locales", y promueve la creación de nuevos puestos de trabajo en los territorios locales "respetando un criterio de equidad de género, tendiendo a cubrirse los mismos bajo un régimen de paridad". Además, fomentará la formación y capacitación en artes y oficios vinculados a la construcción.