Con el objetivo de mantener la actividad productiva desde el inicio de su mandato y durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), el  Gobierno Nacional puso en marcha 30 líneas de financiamiento destinadas a pequeñas y medianas empresas, por un monto de $ 225.868 millones. 

Estos créditos buscaron promover el desarrollo productivo de las pymes a nivel federal y se extendieron a su vez a sectores críticos como el turismo y la gastronomía.

Las líneas cuentan con tasa subsidiada por el Estado y apuntan a incentivar la inversión y creación de empleo.  De igual manera, se enfocan en generar exportaciones con valor agregado y acelerar la digitalización de procesos productivos.

Guillermo Merediz, secretario de la Pequeña y Mediana Empresa, , destacó que el Gobierno “está recuperando programas y políticas públicas que habían sido desfinanciadas, sobre todo las políticas productivas vinculadas a las pequeñas y medianas empresas que son las que crean el 70% del empleo en la Argentina”.

La Secretaría Pyme promovió una política de inclusión financiera que permite a las empresas acceder a créditos con tasas de entre el 18% y el 25%.

“Te Sumo”

De igual forma, Merediz habló sobre el programa “Te Sumo”, anunciado la semana pasada. El plan tiene como objetivo beneficiar a las pymes que contraten jóvenes, otorgandoles una reducción en contribuciones patronales. El Estado además les otorgará un apoyo económico que cubrirá el pago de hasta un 70% del salario durante los primeros 12 meses a partir del alta laboral.

Esta iniciativa está orientada a jóvenes de entre 18 y 24 años con secundario completo. El aporte del Estado por cada salario se adecuará al tamaño de la empresa, y será mayor en el caso de que se contraten mujeres y personas con identidad no binaria.

“El programa se enfoca en uno de los sectores que tiene más dificultades en este momento. Es un contexto difícil por los cuatro años de Gobierno de (Mauricio) Macri donde se ha destruido al sector productivo, particularmente a las pymes, y se han perdido muchísimos puestos de trabajo”, sostuvo Merediz.

Agenda de desarrollo

El empleo es también el eje del Programa de Fortalecimiento de la Reactivación Productiva que el Ministerio de Desarrollo Productivo ya se implementa en las provincias de San Juan, Mendoza, La Pampa y que en los próximos días estará vigente también en Entre Ríos.

La medida otorga durante tres años un monto equivalente a un porcentaje de las contribuciones patronales por cada nueva contratación que realicen que signifique un incremento en la nómina de personal.

Este porcentaje llega al 80% durante el primer año en el caso de que la persona contratada sea una mujer, transexual, transgénero o travesti.

“Durante el macrismo, no había herramientas ni programas a los cuales las pymes pudieran acceder. Cuando comenzamos con estas líneas de créditos, tuvimos que poner en marcha muchas ventanillas para que se puedan dar a conocer las herramientas”, indicó Merediz

En este sentido, destacó el trabajo que se realiza desde Desarrollo Productivo a nivel federal en conjunto con los gobiernos provinciales y una red de instituciones intermedias como las agencias de desarrollo territorial y las universidades públicas, que actúan en el territorio a través de asistencia y acompañamiento a las pymes.

Ademas, agregó que Desarrollo Productivo a nivel federal trabajo y seguira trabajando en conjunto con los gobiernos provinciales y una red de instituciones intermedias que actúan en el territorio a través de asistencia y acompañamiento a las pymes, como son las agencias de desarrollo territorial y las universidades públicas.

En 2020, se financió la creación de 49 Centros Universitarios Pyme en todo el país y se apoyaron proyectos en 65 agencias de desarrollo y centros de servicios empresariales, con un monto total de $ 350.770.945