El Gobierno anunció este viernes la eliminación de los derechos de exportación para los servicios a partir de enero próximo, en un guiño al sector empresario, particularmente al del sector informático, tras la derrota del oficialismo en las elecciones primarias. De esta manera, se dejó atrás una medida tomada hace tres años por el macrismo, en lo que había sido el intento de llegar al equilibrio fiscal en medio de la corrida cambiaria que había disparado el tipo de cambio a $40.

En ese entonces, se había estipulado una retención de $4 por por dólar que implicó una alícuota del 12%. Por primera vez en la histora, los servicios abonaban este gravamen, lo que implicó una modificación del Código Aduanero, recordó el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

El jefe de la cartera, Martín Guzmán, fue el encargado de comunicar esta iniciativa junto a su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en una reunión con representantes de Argencon, Accenture, Globant, PWC, Ernest & Young, Tax&Legal, Laboratorios Bagó y el INVAP.

En ese sentido, desde Economía resaltaron que "la industria de servicios es el segundo complejo exportador, sólo superado por el complejo oleaginoso-cerealero", ante lo cual en el 2020 se redujo el porcentaje del tributo al 5%, según estableció la ley de Solidaridad. En el 2019, la proporción había girado en torno al 7% y el 11%, ya que con cada salto de la divisa se iba licuando.

En diciembre 2020, el decreto N° 1034/2020 reglamentario de la Ley de Economía del Conocimiento estableció que a partir del año 2021 aquellas empresas adheridas al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento no pagarían derechos de exportación. A partir del 1° de enero de 2022, tanto las empresas inscriptas como las que aún no lo están pagarán cero.

La medida se dio a conocer en el marco del paquete de iniciativas planeado por el Ejecutivo de cara a las elecciones generales de noviembre, y que se informará de manera escalonada hasta ese entonces, con eje en la recuperación de los ingresos para los sectores medios y bajos.

Una industria creciente

La industria de servicios (informática y programación, servicios profesionales, diseño, etc.) exportó durante 2020 un total de USD 5.700 millones anuales. Los principales destinos fueron EE.UU. y la Unión Europea.

Kulfas resaltó el dinamismo del sector exportador de servicios y la capacidad de crear empleo de calidad de las empresas que lo componen. Por este motivo, el titular de Desarrollo Productivo sostuvo: “Apostamos a que este sector duplique sus exportaciones, duplique la cantidad de gente trabajando, apuntando a fortalecer la oferta de chicos y chicas que trabajen en el sector, con capacitación”.

"Aplicar derechos de exportación a los servicios fue una política errada consecuencia de una mirada exclusivamente fiscalista sobre los derechos de exportación durante el período 2015-2019, cuando se resolvió aplicar alícuotas a todos los bienes y servicios (independientemente del nivel de valor agregado) y con poca diferenciación entre bienes primarios, industriales, servicios, etc", diferenció el Gobierno.