El Ministerio de Transporte extendió la concesión de la terminal de ómnibus de Retiro a la empresa TEBA, hasta que se logre adjudicar a una nueva firma con la reapertura de un proceso llamado de licitación. Deberá continuar garantizando los servicios, en tanto que podrá ser revocado sin que se genere derecho subjetivo en favor del operador.

A través de la Resolución 138 oficializada este martes en el Boletín oficial, el Gobierno dejó sin efecto la Resolución N° 293 de mayo de 2019, y extiende el control de TEBA sobre el principal punto de conexión del transporte automotor de pasajeros del país.

"Esta operación se efectuará con carácter precario y podrá ser revocada en cualquier momento. En tanto, durante el plazo que se extienda esta situación, el operador deberá prestar el servicio público y demás obligaciones de conformidad con los términos constitutivos de su título habilitante antecedente, incluyendo el mantenimiento de la vigencia de las garantías correspondientes", subraya el texto oficial. 

 Además, se adiciona un control de operaciones que será de carácter de fiscalización y obligatorio por parte de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT).