El Ministerio de Desarrollo Social y la Anses firmaron este viernes un convenio con el objetivo de intercambiar datos e información sobre las personas de mayor vulnerabilidad social para poder llegar a ellos con la Tarjeta Alimentaria, en el marco del Plan Nacional de Lucha Contra el Hambre.

Se llegó a la conclusión que la Anses intercambiará mensualmente con el ministerio la base de datos actualizada de los titulares de AUH y de Asignación por Embarazo, dando prioridad a madres y padres con niños de hasta 6 años; embarazadas a partir del tercer mes y personas discapacitadas.

Durante el encuentro que Vanoli tuvo con Arroyo, enfatizó que: "Para la ANSES es de una enorme responsabilidad acompañar esta política pública de la Tarjeta Alimentaria. El organismo previsional dispone de las Unidades Integrales de Atención (UDAI), que están en contacto con los actores sociales locales y los municipios. A la vez, nuestras bases de datos nos permitirán llegar a argentinos y argentinas que todavía no accedieron a las políticas públicas que estamos llevando a cabo desde el 10 de diciembre, lo que nos permitirá ver los casos de quienes no acceden a los beneficios para poder desplegar el apoyo a la Tarjeta junto con el Ministerio de Desarrollo”.

En este marco, precisó que “esta tarjeta, para las madres o padres de un niño menor de seis años, contendrá 4000 pesos y para los que tienen más de un hijo hasta esa edad será de 6000 pesos”, y aseguró que “en las próximas semanas se implementará en todo el país”.