A horas de comenzar el 2020, el Gobierno ya dio inicio a una serie de consultas informales con referentes empresarios de la industria nacional para avanzar en la instrumentación de las licencias no automáticas de importación, que se aprobarán en no menos de 60 días, tal como lo establece la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Algunos representantes fabriles, especialmente de los sectores denominados sensibles, narraron a BAE Negocios que recibieron llamados telefónicos de funcionarios nacionales para conocer el estado de situación de la producción argentina en determinados segmentos. "Preguntan si determinadas importaciones se fabrican localmente; si es que se producen acá, en qué escala se hace y si abastece plenamente el consumo local. Nos dicen que están frente a la llegada de bienes extranjeros y consultan con especialistas de sectores, en un diálogo muy saludable. Las conversaciones giran en torno a las licencias no automáticas, entre otros ejes", se explayaron las fuentes.

Como adelantó este medio el pasado 5 de diciembre, las licencias no automáticas y los reglamentos técnicos serán las barreras principales para las importaciones que compitan directamente con la fabricación nacional. Industriales que mantuvieron numerosos contactos con funcionarios de más de una cartera, reiteraron que el plazo para la nacionalización de bienes (vía LNA) no sería menor a los 60 días, como regula la Organización Mundial del Comercio (OMC). Se trata de un salto temporal importante, ya que en la administración anterior se liberaron las importaciones que, como máximo, demoraban una semana en entrar a competir en el mercado local.

El pasado viernes, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, expresó ante la Mesa Nacional de Unidad Pyme que las licencias no automáticas se usarán en el marco de las facultades otorgadas por la OMC. En la cita estuvieron Verónica Tenaglia (Pymes Sur); Julián Moreno (APYME); Carlos Criado (Agrupación José Ber Gelbard), Francisco dos Reis (Central de Entidades Empresarias Nacionales), Arturo Stabile (Comercios Activos), Damián Regalini (Consejo Productivo Nacional), Leo Bilanski (Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino), Daniel Moreira (Frente Productivo Nacional), Marco Meloni (Fundación Pro Tejer), Gustavo Castells (Industriales Pymes Argentinos), Silvio Prozzi (Mesa Empresaria Justicialista) y Federico Cuomo (Red Inclusiva para la Expansión Laboral).

Más medidas de protección

Asimismo, el Gobierno apostará a la defensa de la producción nacional mediante una serie de medidas como el regreso de controles al etiquetado; canal rojo obligatorio en mayor número de posiciones arancelarias; verificación de componentes y piezas; y aduanas especializadas, entre otros ejes.

Sectores como la industria del calzado, la cadena textil, y los fabricantes de juguetes y marroquinería son ejemplos de completo abandono respecto de las importaciones, especialmente del Sudeste Asiático.