A través de una conferencia en la Casa Rosada y un comunicado del Banco Central de la República Argentina (BCRA) el Gobierno lanzó hoy un nuevo y ambicioso paquete de medidas para frenar la sangría de dólares y blindar las reservas.

Los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el de Agricultura, Luis Basterra, participaron de una conferencia de prensa en la Casa Rosada luego de una reunión en Casa Rosada. “Estos anuncios tienen que ver con la hoja de ruta que hemos venido marcando para propiciar la recuperación económica de nuestro país”, sostuvo Guzmán.

Guzmán anunció que se realizará la suba de la tasa de referencia de Leliq, que hoy se ubica en 38%. Esta medida impacta en el interés que pagan los bancos por los plazos fijos. Economía también acompañará con un alza de la tasa de los instrumentos emitidos por el Tesoro, con el objetivo de fomentar el ahorro en pesos y canalizar una mayor porción de la liquidez para disminuir la presión sobre el dólar y las reservas. Además, se implementaría una baja de encajes y mayores restricciones para que los fondos extranjeros no salgan del país vía contado con liquidación (CCL).

"Son medidas que tienen que ver con un esquema de transición", reconoció Guzmán. Y agregó: "lo que ahora estamos buscando es detener la caída de reservas". "Apuntamos a modificar las últimas regulaciones cambiarias cuando las reservas lo permitan", agregó. "Lo que estamos haciendo es reafirmar nuestro compromiso con la política de cambio real", dijo el Ministro de Economía.

El ministro de Economía además destacó que las medidas presentadas se toman “respetando un marco integral macroeconómico de consistencia en el cual se respeta lo fiscal, se respetan los planes presupuestarios y al mismo tiempo se busca fortalecer el frente externo, se busca fortalecer las reservas internacionales del país, de modo de ir generando mayor estabilidad que nos permitan tener un ambiente más propicio para generar empleo, para la producción y para el desarrollo en general”.

"El sistema financiero está robusto", subrayó Guzmán. "Con la pandemia se profundizó la falta de estabilidad", reconoció el funcionario, pero advirtió que "con lo que se fue logrando, se fue construyendo un camino de estabilidad".

Santiago Cafiero junto a Martín Guzmán y Mercedes Marcó del Pont

Medidas en el agro

Una parte del paquete estará destinada a incrementar la oferta de divisas en los próximos meses antes del comienzo de la cosecha gruesa, entre marzo y abril, para lo cual se oficializó un recorte temporal en las retenciones del complejo sojero de 3 puntos, lo que llevará las retenciones desde el actual 33% al 30% en octubre; aunque aumentarán 1,5% en noviembre, 0,5% en diciembre, y 1% hasta volver al nivel inicial en enero.

También se destinarán hasta 11.550 millones de pesos en compensaciones y estímulos a pequeños productores de soja y cooperativas, y se reducen las alícuotas de forma transitoria tanto para las ventas al exterior de grano de soja como para sus principales derivados. Y para el biodiésel se reduce la alícuota de exportación del 30 por ciento al 26 por ciento en octubre y al 29 por ciento en noviembre. 

En esta línea, el Gabinete Económico convocó al Consejo Agroindustrial a una reunión el próximo 14 de octubre para "profundizar el diálogo", en busca de desarrollar una Ley de Desarrollo Agroindustrial para generar "aumentos en la producción general, mayor valor agregado y mayor diversificación".

El ministro de Agricultura, Luis Basterra, explicó que "alrededor del 40% del total de productores va a recibir una compensación" por las exportaciones que concretaron de soja y aseguró que esa medida "se ajusta a la diferencia de competitividad, en un modelo de equidad territorial social".

"Estamos cumpliendo con una palabra empeñada por el presidente Alberto Fernández, la ley de solidaridad incluía en el caso de que hubiera una modificación en los derechos de exportaciones se generase un modelo de compensación para los pequeños y medianos productores", afirmó Basterra.

Medidas en industria, construcción y minería

En relación a la construcción, Guzmán aseguró que la vivienda juega "un rol central en la recuperación económica", por lo que genera "directamente e indirectamente". Para desarrollar el sector, se enviarán dos proyectos al Congreso para fomentar la construcción de nueva vivienda y mejorar la cobertura y sustentabilidad del crédito hiotecario. Además, se dispone una exención de bienes personales por tres años a los activos financieros que se apliquen a nuevas construcciones.

Además, se creará un Fondo Fiduciario de Cobertura y Promoción para brindar sustentabilidad al sistema de Crédito Hipotecario, que será autosustentable y se financiará con aportes de las entidades financieras y con una porción de la cuota del crédito. El fondo será administrado por la Agencia Hipotecaria Argentina, que se crea con el objetivo de promover el Crédito Hipotecario Bancario y movilizar el ahorro nacional.

Por el lado de la industria, se eliminarán las retenciones a las exportaciones industriales, para "incentivar la producción con alto valor agregado, fomentar la industria argentina y el empleo de calidad, diversificar y complejizar la canasta exportadora", aseguró el Gobierno en un comunicado. 

Además, se establecieron:

  • Baja de los derechos de exportación de los bienes finales industriales a 0% y de los insumos elaborados industriales al 3%.
  • En el caso de automotriz, la baja al 0% de bienes finales es solo para las exportaciones automotrices incrementales extra Mercosur.
  • Suba del piso de reintegros a la exportación en función del valor agregado: aumento de los bienes finales industriales a 7% y de los insumos elaborados industriales a 5%.

En el sector de Energía y minería se buscará flexibilizar la obligación de reestructurar las deudas en dólares para estos sectores. Para eso, se llevará a cabo la reglamentación de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, que estableció un tope del 8% para los derechos de exportación de los metales.

La recuperación económica

Pese a la "dura" situación por la pandemia, Guzmán aseguró que existe la posibilidad de establecer un "sendero virtuoso de recuperación, con cada día más oportunidad", en el cual haya "creación de trabajo, donde las empresas puedan operar con más confianza". En relación a la inflación, Guzmán subrayó que hay que reducirla de una forma "consistente", de manera que sean condiciones "sanas para Argentina.

"Poner a Argentina de pie requiere que todas y todos vayamos en la misma dirección", advirtió el ministro de Economía. "Que Argentina sea una sociedad que aprende y genere conocimiento", deseó Guzmán, al ritmo del pedido que todos "vayan en el mismo barco". 

Los funcionarios en conferencia de prensa

A la conferencia asistieron además la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y los secretarios de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme; de Minería, Alberto Hensel, y de Industria, Ariel Schale. En tanto, el jefe Santiago Cafiero, encabezó la reunión de funcionarios previa a los anuncios. 

La cumbre en Casa Rosada previa a la conferencia incluyó la presencia de Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina ( UIA); Miguel Rodríguez, vicepresidente de Pyme UIADavid Uriburu; Secretario de la UIAGustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA); Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA); Alberto Carlocchia, presidente de la  Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM); Eugenia Sampalione, vicepresidente segundaa de CAEM; y José Martins, vocero del Consejo Agroindustrial Argentino.

Además de este anuncio, el Central, a cargo de Miguel Pesce, compartió las modificaciones sobre política macromonetaria con un comunicado.